Atraso de obras en dos tramos impide entrega completa de ruta 27 a gobierno

carreteraEste martes, se recibió oficialmente la sección dos de la vía, que comprende el tramo entre Orotina y Ciudad Colón

La finalización de las obras en dos tramos de la ruta 27, que comunica San José y Caldera, es el único pendiente que tiene la concesionaria Globalvia para entregar formalmente la carretera al gobierno.

Con el anuncio este martes de la puesta en servicio definitiva de la sección 2 de la autopista (Orotina-Ciudad Colón), el Estado solo aguarda por un desalojo en Cajón de Pozos de Santa Ana (sección 1) y la construcción de rampas de enlace de la zona de La Rita (sección 3) para recibir por fin la totalidad de la obra.

Ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini

"Si bien a las secciones 1 y 3 ya se les había dado la puesta en servicio definitiva en la administración anterior, lo cierto es que ambas tienen obras pendientes. Con la sección 2, en cambio, nos aseguramos de que la totalidad de las obras estuvieran concluidas y que se respetaran los parámetros de confort, funcionalidad y seguridad", aseguró el ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini.

El jerarca fue enfático en que estos tres últimos parámetros se cumplieron a cabalidad porque la carretera fue construida bajo normativa internacional y tiene buenas condiciones de rodaje (confort), es la más utilizada para ir al Pacífico, permitió ahorrar hora y media de viaje (funcionalidad) y respeta las normas de seguridad necesarias.

"Es una carretera que es monitoreada constantemente, donde se puede transitar sin que haya riesgo de que salga un vehículo o se vuelque bajo conducción normal, la capa de rodamiento es la adecuada y otro número de condiciones que el propio Lanamme ha dado por buenas", dijo Segnini.


Ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini

Segnini, sin embargo, no garantizó la absoluta seguridad de la carretera en temas como los taludes, por ejemplo.

Aseguró que nadie en este país puede garantizar eso debido a las condiciones climáticas y de orografía que existen en el territorio nacional.

El jerarca presentó el plan de intervención de taludes que le exigieron a Globalvia y que recientemente recibieron, pero dejó claro que en todo momento será la concesionaria la responsable de velar por la seguridad de los usuarios y responder ante cualquier incidente.

"El manual ya está siendo analizado por la supervisora nuestra, nuestros ingenieros y se estará pasando muy pronto al Lanamme para que nos de su punto de vista también. Esto nos permitirá entablar responsabilidades para garantizar la seguridad de las personas", finalizó el Ministro.