Atraso en vías claves para APM Terminals limitará potencial de muelle

preocupación​Falta de avance en ruta 32 y otras para interconectar Limón con fronteras pone en aprietos a concesionaria

Tres rutas son fundamentales para el pleno funcionamiento de la nueva terminal de contenedores de Moín, sin embargo, los evidentes atrasos en su ejecución limitan el potencial del proyecto.

Se trata de la ruta 32, la 4 que conecta la primera con el paso fronterizo de Tablillas y la 36 que va de Limón a Sixaola.

El gerente general de APM Terminals, Kenneth Waugh, comentó este martes en el programa Nuestra Voz que la ampliación de las vías es clave pues éstas permiten la conexión del muelle con el resto de país y Centroamérica.

Estas tres carreteras vienen contenidas en un estudio elaborado por una empresa consultora especializada en evaluar las grandes obras de infraestructura para conocer su impacto a nivel macro y micro, así como lo necesario para aprovechar el máximo de oportunidades.

"Uno diría que si este proyecto su visión inició entre 2009 y 2010 desde ese momento, tomando en cuenta que necesitamos una terminal, uno iría pensando que tal vez esos otros proyectos se hubieran ido trabajado de manera paralela. Lastimosamente no es así, queda hasta el final", indicó Waugh.

La ruta 4 recientemente fue inaugurada, sin embargo, requiere de algunas mejoras a criterio del representante de APM Terminals.

Los atrasos en la ampliación de la vía que comunica San José con Limón son conocidos desde que se otorgó la concesión a la empresa china CHEC. Dicho proyecto tomará tres años en concluirse, según las proyecciones.

Al respecto, Waugh indicó que los problemas más severos se podrían presentar cuando se lleven a cabo cierres parciales en tramos para la ejecución de la obra, por lo que desde ya se plantean la manera de mitigar el impacto.

"Vamos a tener que sufrirlo, tener que estar pensando a futuro que una vez con cuatro carriles el tránsito va a ser mucho más fluido y en realidad vamos a ver que Limón está muy cerca", manifestó el gerente general.

La tercera ruta que preocupa a la concesionaria es la que conecta Limón con Sixaola, ya que permite la comunicación con la frontera con Panamá, sin embargo, a criterio de Waugh no está en el radar de nadie.

"En este momento, esa carretera tiene 13 o 16 puentes de una sola vía, entonces esto genera que sea una carretera de tránsito limitado especialmente si se piensa en que lo que se va a movilizar es mercadería y carga, cuando estamos hablando de mercaderías eso lo hace demasiado peligroso", señaló el vocero de APM Terminals.

La concesionaria piensa en el potencial que tiene Centroamérica y en especial los países vecinos de Costa Rica, por ejemplo, las plantaciones de banano panameñas que tendrían más cerca el muelle de Moín que el Canal para llevar exportaciones.

En julio del año anterior, la empresa anunció que la entrega del proyecto tendría que aplazarse hasta febrero del 2018 por atrasos en la obra.

Waugh indicó que cuentan con un 79 por ciento de avance y que ya lograron superar los inconvenientes que se presentaron durante la construcción de la isla artificial.