Estado tendrá 33 minutos para explicar ante Corte de Derechos Humanos incumplimiento de sentencia por FIV

audiencia​Audiencia se llevará a cabo este jueves a las 3 p.m.

El Estado costarricense dispondrá este jueves de 33 minutos para explicarle a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por qué ha incumplido en regular la técnica de Fecundación In Vitro (FIV), como lo ordenó ese organismo internacional.

Del total de ese tiempo, 25 minutos serán para exponer el planteamiento del país y 8 minutos de réplica. Igual cantidad de minutos tendrán las parejas afectadas representadas por sus abogados, Hubert May y Boris Molina. Además, la Defensoría de los Habitantes tendrá 10 minutos para rendir su informe.

La audiencia se realizará a las 3 p.m. en la sede de la Corte en Los Yoses, San Pedro de Montes de Oca.

El Gobierno de Costa Rica deberá dar información clara y actualizada sobre el cumplimiento de la medida de reparación relativa a regular, a la brevedad, los aspectos que considere necesarios para la implementación de la FIV, explicó la directora jurídica de la Cancillería, Gioconda Ubeda.

Directora jurídica de la cancilleria, gioconda ubeda

En 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado por prohibir la fecundación in vitro. El fallo exige la reactivación de la práctica de esa técnica médica para lograr embarazos para parejas que luchan por tener esa posibilidad, sin que aún se regule.

La sentencia de la CIDH estipula que Costa Rica "debe adoptar, con la mayor celeridad posible, las medidas apropiadas para que quede sin efecto la prohibición de practicarla y para que las personas que deseen hacer uso de dicha técnica de reproducción asistida puedan hacerlo sin encontrar impedimentos".

En el año 2000, la Sala Constitucional dispuso que la fecundación in vitro debe ser regulada por una ley.

El Estado costarricense aboga por una nueva propuesta, aún desconocida, pero que está bajo la manga y custodia del presidente Luis Guillermo Solís, quien anunciará este jueves a las 9 a.m. si la técnica se regulará por decreto, mientras las parejas afectadas defienden sus derechos a la fecundación.

La Sala Constitucional y la Corte Interamericana han sido contradictorias en sus decisiones, pero ambas protegen un mismo bien jurídico y un derecho humano: la vida.

El abogado constitucionalista, Fabián Volio, insiste que mientras la Sala IV dispone que la FIV debe regularse por una ley, la Corte Interamericana establece que independientemente de cómo se haga, si por decreto o reglamento, su interés es que se autorice la fecundación y se elimine la prohibición vigente.

Abogado constitucionalista, fabian volio

En mayo pasado, un grupo de parejas con problemas de fertilidad solicitó al Gobierno reglamentar la FIV sin necesidad de que el Congreso haya aprobado la ley.

El abogado de las parejas, Hubert May, dijo entonces que se calcula que el 15 por ciento de la población del país tiene problemas de fertilidad, de la cual un 5 por ciento necesita acudir a técnicas como la fecundación in vitro para concebir hijos.


La Corte Interamericana no tiene un plazo determinado para emitir una resolución.