Aumento en basura electrónica preocupa a expertos

El aumento de la basura electrónica en el país preocupa a los expertos, indicó la doctora ambiental del Tecnológico de Costa Rica, Silvia Soto, en el programa Nuestra Voz.

La preocupación se da porque este tipo de desechos son más difíciles de manejar que el resto, precisó Soto.

investigadora del tec, silvia soto

Lo peor, según Soto, es que incluso existen dispositivos tecnológicos que después de desecharlos son imposibles de recuperar y cuyos metales más bien "envenenan" los sistemas de reciclaje.

"Nuestro mayor reto está en la toxicidad de un montón de materiales que estamos tirando por todo lado", afirmó la investigadora del Tecnológico.


INVESTIGADORA DEL TEC, SILVIA SOTO

La experta aseguró que en el país no hay políticas claras de reciclaje, aunque sí se observan avances importantes de parte de algunas municipalidades.

Soto mencionó por ejemplo, la Municipalidad de Alvarado en Pacayas de Cartago donde se implementa un sistema de recolección separada de basura y se atienden desechos peligrosos.

La especialista también dijo que la empresa privada es un componente importante en el esfuerzo por reciclar y darle un tratamiento correcto a los distintos desechos.

Soto celebró, por ejemplo, la labor realizada por la cadena de venta de electrodomésticos Gollo que utiliza sus tiendas como centros de acopio para residuos electrónicos; celulares, computadoras y línea blanca que ya no funciona.

Según la vocera de la compañía, Andrea Morales, toda esa basura tecnológica es enviada a un centro de tratamiento en Cartago que permite la recuperación de este tipo de residuos.

También, en el programa Nuestra Voz de este viernes se resaltó la labor de Florida Bebidas. Según su vocera, Gisella Sánchez, la empresa nacional tiene alianzas con 12 municipalidades, más de 300 colegios y centros de acopio para promover el reciclaje de botellas de plástico.

En el Instituto Tecnológico, además, se desarrolla un proyecto para construir sistemas de tratamientos de residuos sólidos parecidos a un relleno sanitario pero conocidos como Bio - reactores, que podrán ser implementados, en un futuro, por los distintos gobiernos locales, comentó Soto.

No obstante, según la especialista, lo más importante es crear una conciencia y educar desde el hogar sobre la necesidad de reciclar, reutilizar y tratar los desechos de manera adecuada.

Solo el año anterior se produjeron casi 49 millones de toneladas métricas de basura electrónica en el mundo, según un estudio de las Naciones Unidas. Esto equivalente a siete kilogramos por cada habitante del planeta. Se estima que para 2017 la cifra aumentará un 33 por ciento.