No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Autobusera se ampara en orden de juez para subir tarifa sin pasar por ARESEP

Tribunal Contencioso Administrativo impuso como medida cautelar retrotraer costo de pasaje que Autoridad Reguladora rebajó con nueva metodología

El miércoles anterior los usuarios de algunas zonas de San Pedro se toparon con la sorpresa de que al pagar los ¢270 de su pasaje todavía les faltaba ¢75 más pues sin previo aviso la autobusera les aumentó el costo.

Se trata de los usuarios de las ramales que opera bajo concesión la empresa CESMAG, que incluyen las rutas San José-Lourdes-Santa Marta, San José-San Rafael-Salitrillos, San José-Cedral-Europa, San José-Calle Siles, San José-Granadilla, San José-Cipreses, San José-San Ramón de Tres Ríos-Villa Hermosa, San José-La Campiña, San José-Sabanilla y San José-Curridabat (por San Pedro).

El gerente de la autobusera, Orlando Ramírez, indicó que el aumento responde a una medida cautelar emitida por el Tribunal Contencioso Administrativo luego de que recurrieran a esta instancia para pedir la nulidad del ajuste tarifario llevado a cabo por la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (ARESEP).

De acuerdo con el empresario, el modelo tarifario utilizado contiene una serie de inconsistencias que perjudica las operaciones de los concesionarios de buses, por lo que agotaron la vía administrativa, y al no contar con un fallo a su favor, recurrieron a la otra instancia.

"El juez acogió la medida cautelar debido al peligro de continuidad del servicio y suspendió la resolución que daba razón a la rebaja octubre 2016", comentó Ramírez.

Acogiéndose a este argumento, CESMAG procedió a realizar el ajuste dejando el pasaje en ¢345 sin pasar por ARESEP, ya que según la interpretación de los abogados se trata de una orden de un tribunal y cuando se dictamina es de acatamiento obligatorio pasando por encima de la Autoridad que es una instancia administrativa.

Fue la autobusera la que determinó el costo tomando en cuenta los ¢70 que se les rebajó en su momento, así como ¢20 de ajustes extraordinarios avalados por el ente regulador.

Este medio solicitó respuesta a ARESEP sobre este caso y se limitaron a señalar que hasta este viernes no habían sido notificados sobre la medida cautelar.

La Autoridad Reguladora es la instancia facultada por ley para realizar los cálculos tarifarios y autorizar los ajustes que de allí se deriven.

La rebaja de los ¢70 se dio en medio de una polémica por presuntas presiones por parte de la autobusera para frenar la audiencia pública donde se discutió la reducción en las tarifas, según denunció en su momento el regulador general, Roberto Jiménez.

Incluso, se dieron manifestaciones de choferes que aseveraron que la rebaja en el costo del pasaje implicaría despidos.