Autor de tirotero en base de militar de EE.UU. tenía 24 años

matanza​Agresión ocasionó la muerte de 4 soldados estadounidenses

Un hombre armado de 24 años abrió fuego el jueves en dos centros militares en Tennessee, sur de EstadosUnidos, matando a cuatro infantes de Marina, una acción calificada por el fiscal federal para la región como de "terrorismo interno".

En cambio el FBI, la Oficina de Investigaciones Federales, a cargo del caso y que identificó al atacante como Mohammod Youssuf Abdulazeez, estimó que era "prematuro" especular sobre sus motivaciones.

"Por el momento, estamos investigando cualquier posibilidad: si es terrorismo, si es doméstico, si es internacional o si es simplemente un acto criminal", dijo el agente del FBI, Ed Reinhold.

De acuerdo con los primeros elementos de las pesquisas, el hombre empezó disparando en un centro de reclutamiento de infantes de marina desde un vehículo y luego se desplazó, unos 40 minutos más tarde, hacia una centro de reservistas de la Marina y de los cuerpos de infantes de Marina, a unos diez kilómetros de allí.

Allí salió de su vehículo y disparó "largas ráfagas". Las imágenes de las televisiones locales han mostrado numerosos impactos de bala en las paredes de las instalaciones.

Fue en este segundo centro donde cayeron abaleadas las cuatro víctimas.

Los fallecidos eran todos Marines, confirmó este cuerpo de élite. El ataque dejó también tres heridos, un reclutador de infantes de marina, un infante de marina y un policía.

El hombre fue finalmente abatido en el lugar por la policía.

El presidente Barack Obama calificó el episodio de "desgarrador" y expresó su "dolor" por la muerte de los cuatro militares "que sirven a nuestro país". "Aún no conocemos todos los detalles", explicó, pero la persona que llevó a cabo los ataques "parece haber actuado sola".

Mohammod Youssuf Abdulazeez vivía en un suburbio tranquilo con su familia aparentemente sin antecedentes.

El incidente engrosa la lista de hechos similares ocurridos en los últimos años contra edificios militares estadounidenses, como el ataque en 2009 a Fort Hood (Texas, sureste) en el que murieron 13 personas, o el de 2013 en el barrio Navy Yard de la capital federal Washington, que se saldó con 12 muertos.