AyA obligado a aplicar "medidas de verano" para paliar sequía en Guanacaste

EscasezSoluciones incluyen racionamientos, distribución con camiones cisterna y trasiego de caudales desde zonas de alta presión, confirma Gerente de Acueductos y Alcantarillados


La sequía que afecta a la provincia de Guanacaste obligará a Acueductos y Alcantarillados (AyA) a establecer medidas que normalmente aplica durante la época seca, para poder garantizar el suministro del líquido durante lo que resta del año, cuando se supone, es la época lluviosa.

Las medidas está encaminadas a la construcción de nuevos pozos en la región Chorotega, electrificarlos y conectarlos con el acueducto del cantón de Liberia. Para ello se trabaja en la elaboración de un decreto para agilizar la obtención de recursos que permitan desarrollar las obras.

"De esta manera haremos frente a las condiciones secas que afectan Guanacaste", indicó el gerente general de la entidad, Eduardo Lezama, quien no ahondó en detalles sobre la ubicación o cantidad de los nuevos pozos.

Actualmente existen en Guanacaste unas 390 mil personas que ya enfrentan problemas por la merma en las lluvias. Según datos del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) en julio se presentó el mes más seco de la historia con apenas 2,9 litros de lluvia por metro cuadrado, cuando el promedio normal es de 155 litros por metro cuadrado.

Gerente general aya, eduardo lezama

Lezama destacó que a pesar de la drástica reducción en la precipitación que se vive en el Pacífico Norte, la situación aún no es crítica en materia de agua potable.

Aún así, el AyA pondrá en marcha el plan de contingencia que utilizan cada época seca, el cual incluye racionamientos, distribución con camiones cisterna y trasiego de caudales desde zonas de alta presión.

El jerarca de AyA señaló que la existencia de más de 320 ASADAS en la región dificulta una rápida intervención por parte de la institución. Estas asociaciones tienen el control sobre el manejo de acueductos rurales en diversas zonas del país.

Desde el pasado 22 de julio que se decretó alerta amarilla en el Pacífico Norte por la escasez de lluvia. El AyA trabaja en conjunto con las instituciones que integran el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, como la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Instituto Meteorólogico Nacional (IMN), para proponer medidas que ayuden a la gente de la zona a sobrellevar esta crisis.