Banca para el Desarrollo, impuestos y CCSS son prioridad, según Vicario de San José

La tradicional misa del 1 mayo en honor a San José Obrero y que sirve como marco para el inicio de la marcha nacional de trabajadores hacia la Asamblea Legislativa, tuvo como principales temas la Banca para el Desarrollo, los impuestos y el rescate de la del Seguro Social.

La homilía contó con la presencia del ministro de Trabajo Olman Vargas y el ministro designado de esa cartera Víctor Morales, además de la directora ejecutiva de Uccaep, Shirley Saborío. Los principales dirigentes sindicales no asistieron.

La misa tuvo la particularidad de que no fue presidida por el Arzobispo José Rafael Quirós como ocurre tradicionalmente, debido a que el máximo jerarca de la Iglesia Católica se encuentra de viaje en Roma por la canonización de los pontífices Juan Pablo II y Juan XXIII.

La misa fue presidida en esta ocasión por el vicario de la Pastoral Social de San José, padre Marco Tulio Molina, quien abogó por la pronta aprobación del proyecto de Banca para el Desarrollo, por una mejor recaudación de impuestos, y por el Seguro Social.

El vicario afirmó en el sermón que "confunde escuchar voces que dicen que todo en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) está bien y que por otro lado, siguen dándose problemas con los servicios de salud en los hospitales y clínicas".

Molina agregó que la Iglesia Católica cree en el surgimiento de servicios privados de salud como una medida para solucionar las necesidades de la población.

Los principales líderes sindicales del país no asistieron a la misa; en la Catedral Metropolitana explicaron que su ausencia se dio porque cambiaron a última hora la sede de la eucaristía para evitar las interferencias que genera la marcha nacional de trabajadores.