Banca para el Desarrollo quedará sin aprobarse en esta legislatura, afirma diputada del PAC

El proyecto de ley de reforma al Sistema de Banca para el Desarrollo quedará sin aprobarse en esta legislatura, afirmó este lunes la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Jeannette Ruiz.

En una entrevista en el programa Nuestra Voz, dijo que ese proyecto será "el gran pendiente" de los actuales diputados.

diputada del pac, jeannette ruiz

La legisladora manifestó que las mociones interpuestas el jueves anterior por el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Luis Fishman, imposibilitan que la iniciativa se apruebe en las cuatro sesiones del Plenario legislativo que faltan por efectuarse.

Fishman, por su parte, afirmó que desde hace meses era evidente que este proyecto quedaría como parte de la agenda que tendrán que discutir los próximos diputados de la Asamblea Legislativa, que se instalará este jueves.


diputado del pusc, luis fishman

Ruiz adelantó que en caso de que los futuros legisladores devuelvan el proyecto de ley a la comisión especial que lo analizó, vía artículo 154, es "una forma de enterrarlo de manera elegante".

Si es así, el proyecto puede durar al menos otros cuatro años en la corriente legislativa, dijo.

Ruiz explicó que el proyecto tiene como objetivo facilitar el acceso de pequeños y medianos empresarios a recursos económicos del sistema bancario para que puedan financiar sus iniciativas de negocio, sin necesidad de presentar las mismas garantías que exige la banca comercial.

Además, pretende aumentar los fondos para otorgar créditos con tasas de interés al costo (es decir, el mismo porcentaje que la tasa básica pasiva impuesta por el Banco Central) a las micros, pequeñas y medianas empresas.

La reforma también busca garantizar un acompañamiento técnico, por parte del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), para la instalación de estas empresas en territorio nacional.

No obstante, la diputada ha insistido durante las últimas semanas en que la propuesta de gravar con un 17 por ciento los préstamos que ofrecen los llamados "bancos de maletín" (entidades financieras domiciliadas en el extranjero que prestan dinero en Costa Rica) a los grandes inversionistas del país, es la que frena la posibilidad de aprobar la reforma al sistema de Banca de Desarrollo.

Ese gravamen generaría ¢15 mil millones por año, que se utilizarían para financiar proyectos de micro, pequeña y mediana empresas.