Banco Central: Usar tarjetas prepago para pasajes de bus encarecería el servicio

propuestaMOPT pretende sistema híbrido con tarjetas prepago y de crédito o débito

El Banco Central considera que usar tarjetas prepago -como lo sugiere el Mopt- para sustituir el efectivo en el pago de pasajes de bus encarecería el costo del servicio. El ente rector en materia económico opina que la modalidad de pago electrónico puede echarse a andar con los usuarios que cuentan con tarjetas de crédito y débito, una modalidad distinta al prepago.

DIRECTOR DE SISTEMAS DE PAGOS DEL BANCO CENTRAL, CARLOS MELEGATTI

Consultado, el director de Sistemas de Pagos del Banco Central, Carlos Melegatti, dijo en alusión al híbrido de tarjetas bancarias y prepago que pretende el Mopt que, "desde nuestra perspectiva, creemos que no es lo más adecuado".

Agregó que en el país un 65 por ciento de la población tiene cuentas bancarias, lo que facilita que los buses se paguen con esos instrumentos.

Según Melegatti, seis de cada diez personas podrían pagar el bus con sus tarjetas bancarias si el sistema operara hoy y permitiría que el restante 35 por ciento de la población abra cuentas bancarias poco a poco.

El viceministro de Transporte Terrestre y Seguridad Vial, Sebastián Urbina, pidió a los bancos el pasado 14 de mayo que se combine el sistema abierto con tarjetas de crédito y débito con el sistema cerrado que permitiría a los usuarios no bancarizados comprar una tarjeta prepago y recargarla con dinero para pagar sus pasajes.

Sobre la petición de Urbina, el Director de Sistemas de Pagos del Banco Central aseguró que combinar los dos sistemas de pago haría que el proyecto sea más caro para los usuarios de buses.

Habría que instalar lectores para tarjetas de bancos y para tarjetas prepago lo que haría que convivan dos sistemas, agregó Melegatti.

DIRECTOR DE SISTEMAS DE PAGOS DEL BANCO CENTRAL, CARLOS MELEGATTI

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, los ministros de Hacienda y de Obras Públicas y Transportes, Helio Fallas y Carlos Segnini, respectivamente, así como representantes de los transportistas se reunirán en dos semanas para analizar cuál de las dos opciones es mejor para implementar el sistema de pago electrónico para buses.