Barcos pesqueros de atún deberán llevar a bordo un supervisor de Incopesca, ordena entidad

orden​Este martes el gobierno firmó un decreto que delimita las zonas marítimas donde se puede pescar

Los barcos atuneros que naveguen a más de 40 millas náuticas de la costa deberán de llevar entre su tripulación a un observador del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca ) que supervise que no realicen su actividad productiva fuera de los límites marítimos permitidos.

Esta es una de las disposiciones que contiene el decreto ejecutivo firmado este martes por el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, para delimitar las zonas marítimas donde se puede pescar esta especie.

El decreto a su vez excluye que se pueda pescar atún en las aguas del Parque Nacional Isla del Coco y el área marina Montes Submarinos.

En 12 meses Incopesca deberá presentar un plan de manejo para que embarcaciones puedan ingresar a esta área.

El decreto establece dos zonas de pesca, la primera comprende el área entre la línea de bajamar y 45 millas náuticas (mn) a lo largo de la costa del Pacífico costarricense hasta las 40 mn. y la segunda es un polígono oceánico, que va a partir de la intersección del paralelo 7° Norte .

A su vez, el decreto señala que las embarcaciones deberán de contar con un dispositivo de localización, comentó el presidente ejecutivo de Incopesca, Gustavo Meneses.

El ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Luis Felipe Aráuz dijo que cuando por razones justificadas haya necesidad de abastecimiento de materia prima para esta industria, Incopesca podrá otorgar una autorización a embarcaciones con red de cerco.

El funcionario dijo que antes de firmar este decreto, el mismo fue consultado con diversos sectores productivos del país.

El atún aleta amarilla y tres especies de tiburones son las que más han sufrido por la pesca ilegal en la Isla del Coco en los últimos años.

De 2012 a agosto de 2014, un total de 257 especies marinas han sido halladas, por los guarda parques de la isla, atrapadas en líneas de pesca ilegal dentro del parque nacional.