No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Banco Central: Aumento del déficit fiscal no es sorpresa pero sí preocupante

Programa Macroeconómico 2018-2019 prevé que que esa medición llegará al 7,1 y 7,9% del PIB​

El incremento en el déficit financiero del Gobierno Central alcanzaría entre este año y el próximo el equivalente a 7,1 y 7,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra que no sorprende pero sí preocupa al Banco Central de Costa Rica (BCCR).

El programa macroeconómico 2018-2019, dado a conocer este viernes, señala que esta situación repercutirá en el crecimiento económico del país, el empleo, así como el desarrollo social.

El director de la División Financiera del BCCR, Róger Madrigal, señaló que las cifras eran las esperadas dado que durante los últimos años no se han dado medidas estructurales para evitar su crecimiento.

No obstante, el impacto que tendrá si no se toman las acciones requeridas será negativo para el entorno económico nacional y su proyección hacia el exterior.

El 2017 cerró con un déficit de ¢2,5 billones, el cual se espera que continúe incrementando hasta el 2019.

La mañana de este viernes el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, compartió la posición del BCCR y añadió que vienen advirtiendo esta situación desde hace tres años y medio.

El Banco Central insistió en la necesidad de llevar a cabo la reforma fiscal integral que genere ingresos y contenga los gastos. El Poder Ejecutivo, por promesa de campaña, inició con este debate a mitad de su período encontrando un clima denso para su aprobación en el Congreso.

Adicional a esta proyección, el programa macroeconómico indicó que la deuda del Gobierno Central el año pasado cerró en 49,2 por ciento. Para el 2018 se espera que supere el 50 por ciento del PIB y al año siguiente siga su curso hasta el 59 por ciento.

El BCCR reiteró que esta medición se lleva a cabo sin tomar en consideración la posibilidad de reforma fiscal dada la incertidumbre existente sobre su futuro.

Pese a estos números negativos, el programa macroeconómico proyecta un crecimiento económico del 3,6 por ciento. El año anterior terminó en 3,2 por ciento.