No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

BCR inicia cobro judicial de seguro por crédito en caso de cemento chino

​Entidad bancaria realizó el respectivo proceso administrativo

El Banco de Costa Rica (BCR) acudió este lunes al Juzgado Especializado de Cobro Judicial del Segundo Circuito Judicial de San José para cobrar a Oceánica S.A. el seguro por los créditos que se le otorgaron a Sinocem Costa Rica.

Desde el año anterior, el Banco realiza el debido proceso administrativo para recuperar el dinero.

El primero de diciembre la entidad financiera presentó una gestión para ejecutar los certificados de caución a Oceánica. Esta última herramienta es una garantía que dan las aseguradoras para cubrir las pérdidas que deja la empresa por el incumplimiento de las obligaciones.

Sin embargo, el pasado 28 de diciembre el Banco de Costa Rica recibió un oficio en el que Oceánica negaba el pago de la indemnización de los seguros de caución. Por dicha razón, decidieron acudir al cobro judicial.

“El Banco cumplió con todos los requerimientos necesarios para la ejecución de los Certificados de Caución, de conformidad con las condiciones generales del contrato de seguro, el cual fue suscrito entre Sinocem y Oceánica, por lo que ante el rechazo de Oceánica de pagar la indemnización con base en los certificados a primer requerimiento, es que se ha acudido a esta vía exigiendo el pago de las sumas adeudadas”, indica el BCR en un comunicado emitido este martes.

La aseguradora había presentado dos procesos penales ante Ministerio Público, donde alegaba una supuesta estafa por parte del empresario dueño de Sinocem, Juan Carlos Bolaños. También, presentó una acción civil resarcitoria, la cual le pedía excluir del pago de las pólizas de seguro.

El crédito que cobra el BCR es el que Bolaños gestionó por $30 millones y puso como garante del préstamo a Oceánica. El BCR giró $25 millones del monto total, de manera que la aseguradora ahora debe responder por el dinero que el importador de cemento chino no pagó.

Actualmente, el empresario descuenta tres meses de prisión preventiva mientras se le investiga por el delito de peculado, tráfico de influencias, simulación de delito y denuncia calumniosa.