No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

BCR y Bancrédito inician conversaciones con miras a posible fusión​

​CONASSIF había recomendado a entidad ser absorbida por otra para reducir daño ante inviabilidad financiera

El Banco de Costa Rica (BCR) y la interventoría del Banco de Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) iniciaron esta semana negociaciones con miras a una fusión entre las instituciones.

Las entidades firmaron un convenio marco de cooperación que permitirá analizar esta posibilidad y allanar el camino para la absorción.

"Entre otros aspectos, dicho convenio permitirá al BCR brindar apoyo a la Interventoría de Bancrédito para que el patrimonio de la Entidad Intervenida no se deteriore más", señaló el Banco de Costa Rica mediante un comunicado de prensa.

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (CONASSIF) había recomendado al Congreso y a Presidencia optar por la fusión del Banco de Crédito Agrícola con la finalidad de recuperar activos y parte del patrimonio de la institución, cuyo cierre técnico inició el año anterior.

De acuerdo con el oficio, en el informe INT-BCAC-579-201 el responsable de la interventoría "comunicó al CONASSIF que no existe posibilidad real alguna para reflotar al BCAC, por lo que no cabe otra opción que dictaminar que Bancrédito no es viable financieramente".

El Ministerio de la Presidencia se había comprometido a analizar la propuesta.

Ahora lo que falta es que las autoridades correspondientes tramiten una ley en aras de la fusión, por lo que ambos bancos plantearán un borrador próximamente

Actualmente, la institución financiera dispone de una cartera de ¢36 mil millones.

En el 2016, Bancrédito comenzó a mostrar una problemática en sus finanzas, esto después de que sus utilidades se redujeran un tercio en comparación con el 2015 y, como consecuencia, la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) solicitó a inicios del presente año que a las mismas se les diera una reinversión.

No obstante, a partir del 20 de abril, se comenzó a hacer tangible la afectación que sufría el banco a partir del cierre de seis sucursales y el despido de 33 empleados.

Entre el 28 de abril y el 19 de mayo otras seis agencias también cerraron sus puertas.

Siete días más tarde, el 26 de mayo, Bancrédito anunció que la suspensión de actividades de intermediación financiera, entre ellas la captación de dinero y colocación de préstamos.