Bélgica detiene a posibles vinculados con ataques en Francia

Pesquisas Fiscalía abre investigación antiterrorista y coopera con París

La policía belga detuvo este sábado en Molenbeeck, un popular barrio de Bruselas, a varias personas sospechosas de estar vinculadas con los ataques terroristas que mataron 129 personas en París, Francia, la noche del viernes.

"Se sospecha que una de las personas [detenidas] estaba en París anoche [por el viernes]", dijo el primer ministro belga, Charles Michel.

Las detenciones, apuntó Michel, están relacionadas con "un vehículo matriculado y alquilado en Bélgica que fue hallado cerca del Bataclan", la sala de conciertos parisina donde murieron unas 80 personas.

"El que alquiló el vehículo era un belga. Lo conocíamos por su hermano", agregó el ministro de Justicia belga, Koen Greens, precisando que los servicios de seguridad tienen una ficha sobre este último.

El sábado por la noche, la fiscalía federal belga informó la apertura de una investigación antiterrorista iniciada luego del pedido de información de la fiscalía de París.

Para el fiscal de París, François Molins, uno de los vehículos utilizados por los autores de los atentados estaba matriculado en Bélgica y fue alquilado por un francés residente en ese país.

Este francés "fue objeto de un control de carretera esta mañana [sábado] en Bélgica junto a otras dos personas que viajaban en otro vehículo", según el fiscal parisino que añadió que las tres personas fueron detenidas por la policía belga y que los servicios de seguridad franceses "no las conocen".

En París, varios testimonios señalaron que algunos de los presuntos autores de los atentados habrían llegado en un vehículo matriculado en Bélgica.

El periódico popular belga La Derniere Heure indica que, según sus fuentes, tres de los presuntos autores de los atentados de París venían de Molenbeeck.

Dentro del vehículo matriculado en Bélgica se habrían hallado recibos de parquímetro de Molenbeeck.