Bélgica encontró en la banca la solución al acertijo africano, para vencer a Argelia

Un trabajado triunfo consiguió la selección de Bélgica -una de las llamadas a dar de qué hablar en el Mundial de Brasil por el nombre de sus figuras- ante su similar de Argelia.

La respuesta al acertijo que les colocó la selección africana les llegó desde la banca a los europeos, con los goles de una de sus estrellas, Marouane Fellaini y de Dries Mertens.

Ambas anotaciones de los belgas llegaron en el segundo tiempo del compromiso.

Fellaini ingresó en el segundo tiempo en lugar de Moussa Dembélé para cambiarle la cara al juego de su equipo.

Los argelinos se habían puesto arriba en el marcador con el gol de penal del jugador del Valencia, Sofiane Feghouli al minuto 27.

Para el complemento sería Fellaini el encargado de igualar los números con un certero y vistoso cabezazo al minuto 70.


El 2-1 definitivo vendría en un mortal contragolpe montado por el cuadro belga de parte de la estrella, Eden Hazard, quien sirvió en bandeja a Mertens el tanto del triunfo, que los pone líderes momentáneos del Grupo H.