Dos artistas del cuestionado salón tico en Bienal de Venecia son cónyuges de diplomáticos ticos

ConflictoMuseo de Arte y Diseño Contemporáneo considera que relación conyugal podría violar Ley Contra la Corrupción

Dos de los 57 artistas que se incluyeron en el cuestionado pabellón tico para la 56a Bienal de Venecia, Italia, tienen vínculos conyugales con diplomáticos del Servicio Exterior costarricense en ese país, según cuestionó el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) en un documento dirigido a la embajada de Costa Rica en ese país europeo.

Se trata de Nacha Piattini, casada con el italiano Luca Faccin, cónsul honorario de nuestro país en Venecia; y de Giovanni Postal, esposo de la encargada de negocios de la embajada de Costa Rica en Italia, Ileana Ordóñez.

Ordoñez, precisamente, fue quien dio luz verde a esa Pabellón a pesar de que el MADC, encargado de la representación en el exterior de las artes visuales costarricenses, declinó dar el visto bueno a dicha selección -entre otras razones- porque los artistas escogidos "no necesariamente se seleccionaron con los criterios curatoriales afines al Museo".

El 25 de marzo de 2015 el MADC emitió una carta dirigida a Ordóñez señalando que la selección de Postal y Piattini podría estar en abierta violación de las disposiciones de la Ley Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública. La misiva califico el tema de "relevante" y "delicado".

"Incluir en la organización del Pabellón de Costa Rica, ignorando el criterio y la posición de la institución encargada por ley de esta materia, la participación de estos artistas que tienen una relación personal directa con altos funcionarios de nuestro Servicio Exterior, podría interpretarse como un posible tráfico de influencias y un presumible conflicto de intereses por parte de los funcionarios de dicha sede", indica la comunicación dirigida a Ordóñez y con la firma de Fiorella Resenterra, directora del MADC.

El MADC también advirtió que otros dos artistas seleccionados para participar en el pabellón costarricense carecen de "antecedentes sólidos como artistas contemporáneos". Se refieren específicamente a Romina Power, famosa actriz y cantante estadounidense nacionalizada italiana, y a Dario Fo, Premio Nobel de Literatura.

La comunicación solicitó además el retiro del Pabellón de Costa Rica debido a que "la utilización del nombre del país sería contraproducente para el medio artístico local", además de citar la falta de apoyo y supervisión de partes "legalmente competentes" en dicho tema.

El 1 de abril, una semana después de emitida esta carta y casi tres meses después de recibir el criterio técnico del MADC que declinaba el visto bueno a la representación tica, Ordóñez anunció que Costa Rica retiraba su pabellón de la Bienal de Venecia.

La decisión se dio en medio de acusaciones contra Gregorio Rossi, curador del pabellón costarricense seleccionado por la embajada tica en Italia. Uno de los artistas reclutados, el italiano Umberto Mariani, denunció en la reconocida revista FlashArt, que Rossi le cobró 95 mil Euros para ser incluido en el salón de Costa Rica.

En declaraciones al diario español El País, Ordóñez afirma que Costa Rica abandonó la participación en la Bienal debido a la supuesta recolección de fondos de Gregorio Rossi como una cuota de participación en las actividades.

Ordóñez había autorizado la instalación de un ala de Costa Rica bajo la curaduría del historiador de arte italiano, Gregorio Rossi, quien presentó un proyecto que pretendía desarrollar en la Bienal el eje temático "del arte como lenguaje universal de paz".

Según la propuesta presentada en la página oficial de la 56a Bienal de Venecia, el pabellón costarricense compilaba la participación de 57 artistas (cifra insólita para un sólo pabellón), de los cuales solo tres eran costarricenses.

A criterio del MADC, la injerencia de obras desvinculadas al país no favorecerían la imagen nacional y su participación en Italia.

"Debido a experiencias pasadas, existe un gran interés en ser más rigurosos con estas participaciones y, sobre todo, no comprometer la imagen del país con el único objetivo de obtener una participación sin contar con un contenido curatorial especializado que le sustente. Favorecer intereses privados y/o de terceros a costa del trabajo y trayectoria del nombre de Costa Rica no tiene sentido para nuestra institución", alertó el Museo.

AmeliaRueda.com contactó a Ordóñez para obtener su versión, pero contestó por correo electrónico que requería la autorización de Cancillería para ofrecer una entrevista. En el Ministerio de Relaciones Exteriores se informó que nadie involucrado en el caso brindará declaraciones mientras se realiza la investigación.

Si bien Costa Rica no tendrá un Pabellón en la Bienal de Venecia, este año será representada en el pabellón de Instituto Italo-Latinoamericano de la Bienal por Priscilla Monge, como invitada del curador Alfons Hug. Monge presentará la obra titulada "Voces Indígenas", afirmó el MADC. La Bienal de Venecia inicia el próximo 9 de mayo.