Bin Laden preparaba hijo para conducir red de atentados, revelan documentos capturados en operativo

informe​Líder de Al Qaida era un obsesionado con la seguridad

El líder de Al Qaida, Osama Bin Laden, preparaba a su hijo para conducir una red de atentados, revelan documentos desclasificados este miércoles por agencias de inteligencia estadounidenses y capturados durante un operativo en 2011 en Pakistán, en el cual Bin Laden resultó muerto.

Su hijo, Hamza, de 22 años, escribió a su padre una carta para decirle que estaba listo para sumarse a la lucha después de haber recibido entrenamiento con explosivos, pero no era un joven cualquiera, sino el hijo favorito de Osama Bin Laden, de acuerdo con informaciones de la inteligencia estadounidense.

Más de un centenar de documentos recientemente desclasificados fueron proporcionados en exclusivo a la AFP, incluyendo dos cartas de Hamza a su padre y una de la madre del joven implorándole que siguiera los pasos de su progenitor.

El grupo de documentos incluye correspondencia de Al Qaida sobre el deseo de retornar al círculo más próximo a su padre. Informaciones sugieren que el joven participó de ataques y ayudó a producir videos de propaganda cuando era poco más que un adolescente.

Los papeles arrojan luz sobre la organización interna de Al Qaida, el debate sobre su futuro y las preocupaciones por la seguridad de Bin Laden en la casa de Abbottabad, Pakistán.

Aún persisten especulaciones sobre el paradero de Hamza -a quien un legislador británico llamó "príncipe heredero del terrorismo"- en la noche en que su padre fue abatido, y no hay prueba alguna de que haya estado en Abbottabad.

Todo un director de recursos humanos

El formulario para alistarse en Al Qaida se asemeja al principio al de cualquier empresa, pero las preguntas pronto toman un matiz tenebroso: "¿A quién debemos contactar en caso de que usted se convierta en mártir?"

"Por favor, ingrese la información requerida con honestidad y exactitud. Escriba claro y legible. Nombre, edad, estado civil. ¿Desea ejecutar una operación suicida?"

El reclutamiento para una red yihadista internacional es complicado, más aún si, como en el caso de Osama Bin Laden, la persona que lo realiza está escondida dentro de una residencia en Pakistán para escapar de los drones estadounidenses.

No obstante, la seguridad era una obsesión para Bin Laden. Por ejemplo, en una carta fechada el 26 de septiembre de 2010, Bin Laden detalló instrucciones precisas para que una de sus esposas pudiera reunirse con él en Abbottabad, Pakistán, sin traicionarlo inadvertidamente.

"Antes de que Um Hamzah llegue aquí, es necesario que ella abandone todo, inclusive vestimentas, libros y todo lo que posea, en Irán. Todo lo que una aguja pueda penetrar", escribió, antes de explicar que "han sido desarrollados dispositivos para espionaje tan minúsculos que pueden ser escondidos en una jeringa".

Además, señaló que "como no se puede confiar en los iraníes, es posible implantar uno de esos dispositivos en alguno de los objetos que uno pueda cargar".

En otros documentos a los que AFP tuvo acceso, Bin Laden explicó a sus interlocutores la importancia de estar constantemente atentos a la seguridad, aunque ello torne más difíciles las comunicaciones y las operaciones.

"Los procedimientos de seguridad en nuestra situación deben ser aplicados a todo momento y no hay margen para el error", señaló en otra carta sin fecha.

Bin Laden llegó a explicar a un lugarteniente que "nuestra situación de seguridad no nos permite ir a ver un médico, de forma que por favor tengan cuidado con sus necesidades médicas, en especial los dientes, y guarden las recetas de cada médico para volver a usarlas cuando vengan".

Este y otros textos fueron parte del material traducido por la CIA y entregado a AFP, quien, no obstante, no pudo corroborar de manera independiente su origen o la calidad de la traducción, tiene un cariz poético y personal, sobre todo las cartas familiares o los borradores de discursos que nunca llegó a pronunciar.