Birdman, la película dirigida por un mexicano, voló alto en los Oscar

Premiación​Ganó cuatro premios, entre ellos mejor película y mejor director

El director Alejandro González Iñárritu fue el gran triunfador de los Óscar con la película "Birdman", una comedia sobre el ego y la autoestima que confirmó por segundo año consecutivo el reconocimiento de la Academia al talento de un cineasta mexicano.

Iñárritu se fue a casa con cuatro de los nueve premios a los que optaba, entre ellos Mejor director y guión original, y batió a "Boyhood", la otra gran favorita de la noche, que sólo se quedó con el galardón a Mejor actriz de reparto para Patricia Arquette.

"Detrás de esta película hay verdaderos héroes, pero la idea era realmente loca. Un guión sobre un hombre de mediana edad, cruzado de piernas, no podía ir a ningún lado y aquí estamos", afirmó el director, visiblemente emocionado.

"Dos mexicanos seguidos es sospechoso, creo", precisó en referencia a la victoria de Alfonso Cuarón el año pasado con "Gravedad".

En su dedicatoria pidió que México construya pronto "un gobierno que sirva" y rogó por que los inmigrantes en Estados Unidos sean tratados con "dignidad y respeto".

México también estalló de alegría con su victoria y la de Emmanuel Lubezki, que triunfó por segundo año como director de fotografía, también por la cinta Birdman.

Otros ganadores

"El gran hotel Budapest", la otra comedia en liza, también se llevó cuatro estatuillas aunque todas técnicas, mientras que "Francotirador", "The Imitation Game" y "Teoría del todo" fueron recompensadas con un premio.

Julianne Moore se alzó como esperado con el premio a la Mejor actriz por "Siempre Alice", donde retrata a una mujer con alzheimer precoz, mientras que Eddie Redmayne cautivó siendo el físico británico Stephen Hawking en "Teoría del todo". Ambos tuvieron en sendos discursos palabras para las personas que sufren pérdida de la memoria y esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

"Una de las cosas maravillosas de las películas es que nos hacen sentir que somos vistos y que no estamos solos", afirmó Moore, de 56 años, que por fin recibió una estatuilla tras cuatro nominaciones.

En las categorías de reparto se impusieron con facilidad Patricia Arquette y J.K. Simmons por sus actuaciones en "Boyhood" y "Whiplash" respectivamente.

Arquette, que a 46 años logró el primer Óscar de una dinastía de actores, sacó su vena activista y reclamó "igualdad salarial" para todos, en lo que fue un original y sincero discurso.

Argentina dijo adiós a su sueño de lograr su tercera estatuilla a Mejor film de habla no inglesa con "Relatos salvajes", al ser superada por la polaca "Ida", un drama en blanco y negro ambientado tras la Segunda Guerra Mundial.

El mejor documental fue "Citizenfour", que narra cómo Edward Snowden reveló información confidencial sobre los programas de vigilancia de Estados Unidos.