Banco Nacional definirá el 25 de junio si rebaja en ¢5 millones salario de su gerente general

AcatamientoJerarca actualmente devenga ¢14,6 millones, directriz de presidente Alvarado ordena hacer reducción

La junta directiva del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) conocerá este 25 de junio la directriz presidencial 011-H que establece un tope a los salarios de los gerentes para determinar si baja en ¢5 millones la remuneración de su gerente general, Juan Carlos Corrales Salas.

En un correo electrónico, la Dirección de Relaciones Institucionales de esa entidad financiera indicó, ante la consulta de AmeliaRueda.com, que será hasta ese día que el órgano superior conozca "como punto prioritario" la orden del mandatario Carlos Alvarado Quesada, anunciada el 30 de mayo.

La directriz establece que los gerentes de los bancos públicos Nacional, de Costa Rica (BCR) y Popular y de Desarrollo Comunal (BPDC) puedan ganar como máximo ¢9,5 millones al mes. La cifra es el equivalente al salario que se paga en el Banco Central de Costa Rica (BCCR), de forma que la remuneración se mantenga competitiva en el sector, pero apegada a la realidad económica del país.

Corrales actualmente devenga ¢14,6 millones, según el escalafón de salarios del primer semestre del 2018 colgado en el sitio web de la institución.

La secretaría de la junta directiva informó a este medio que el funcionario fue nombrado en el cargo el 14 de setiembre de 2015. De acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional, su designación es por seis años, con posibilidad de reelección.

De efectuarse el cambio en la remuneración de Corrales, el órgano director del Banco Nacional debería también modificar el salario de quienes ocupen los cargos de subgerente general, subgerente general de riesgos y auditor general.

Todos esos puestos tienen sueldos superiores a los ¢10 millones, una cifra que sería mayor al de quien ocupa el máximo cargo administrativo del ente.

Precisamente esa es parte de la intención que tiene la directriz, tal y como lo dio a conocer el jueves anterior en el programa Nuestra Voz el director jurídico de la Casa Presidencial, Marvin Carvajal Pérez. "En muchos bancos hay muchos salarios que están enganchados al salario del gerente. Entonces, si el salario del gerente es muy elevado, eso va a incidir en los salarios de una serie de funcionarios, de direcciones, de auditores, entre otros, que va a generar un gasto muy significativo y lo que se quiere es precisamente racionalizar el gasto", manifestó.

El Consejo de Gobierno autorizó el miércoles pasado la suspensión de los tres representantes del Poder Ejecutivo en la junta directiva del Banco Popular por desacatar la orden del presidente Alvarado y permitir que dos gerentes recién nombrados en esa institución tengan salarios que exceden los ¢9,5 millones. El gabinete también pidió a la Asamblea Nacional de Trabajadores abrir un procedimiento administrativo contra los directores.