Bolivia decide en referendo si autoriza nueva elección de Evo Morales

Continuidad​De salir victorioso, Morales podría gobernar hasta el 2025

Bolivia vivía este domingo una jornada tranquila de votación, salvo un incidente aislado de quema de urnas electorales vacías, para definir si el presidente Evo Morales, en el poder desde 2006, puede presentarse a una nueva reelección, que le permitiría gobernar hasta 2025.

En la recta final de la jornada de sufragio, que debería concluir hacia las 4 p.m., algunos recintos de voto no funcionaron de manera adecuada provocando la protesta de electores, como un caso en Santa Cruz (este), donde unos votantes molestos quemaron unas urnas y papeletas electorales vacías.

A pesar de esos hechos aislados, la misión electoral de Unasur dijo en un comunicado que valoraba que "la apertura de la votación se haya desarrollado en un clima de absoluta tranquilidad".

En La Paz hubo un forcejeo entre ciudadanos de bandos contrarios cuando el vicepresidente Álvaro García sufragaba en un recinto de votación, algo usual en las jornadas electorales en Bolivia. Un grupo de ciudadanos expresó a gritos su oposición a la reforma constitucional.

"Nosotros venimos del pueblo, acatamos lo que diga el pueblo, estaremos con lo que el pueblo vaya a manifestar, vaya a decidir o a hacer, ahora y en los siguientes años (...), ese ha sido siempre nuestro comportamiento", dijo García.