Bolsa de Grecia sufre caída histórica en primer día de operaciones tras cinco semanas de cierre

baja​Descalabro afectó a todos los bancos

La bolsa de Atenas perdió este lunes un 16,23 por ciento en su primer día de apertura tras permanecer cerrada cinco semanas, lastrada por la incertidumbre sobre las negociaciones de un tercer plan de rescate para Grecia.

El índice Athex, que llegó a caer un 22,82 por ciento en los primeros intercambios, cerró en 668,06 puntos. La última gran caída de este tenor se remonta a 1987, con unas pérdidas del 15,3 por ciento.

El descalabro afectó sobre todo a los bancos, que perdieron en torno al 30 por ciento. Esto refleja la gran vulnerabilidad del sector, que necesita urgentemente una recapitalización, tras la retirada de más de 40.000 millones de euros desde diciembre de 2014.

El mercado preveía una recuperación difícil tras cinco semanas de cierre.

Después del difícil acuerdo alcanzado el 13 de julio anterior entre Atenas y los acreedores, las negociaciones se han reanudado "y vamos en la buena dirección", estimó el lunes el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, al diario griego Ethnos.

Las operaciones bursátiles se han reanudado con limitaciones para los inversores locales, que no pueden financiar la compra de títulos con dinero de sus cuentas bancarias en Grecia, sujetas al corralito en vigor. En cambio, pueden utilizar sus cuentas en el extranjero o efectuar transacciones en metálico.

Por su lado, los inversores extranjeros, que cuentan con cerca del 60 por ciento de la capitalización bursátil, no están afectados por estas restricciones.