Brasil, obligado a ganar y Messi obligado a ser el mejor, según escritor chileno

El chileno Alejandro Zambra, parte de la camada de jóvenes escritores más reconocidos en Latinoamérica, hubiera preferido un Mundial de Brasil 2014 sin la selección de Chile, para no sufrir tanto en un grupo "realmente difícil".

¿Es Brasil favorito? Zambra responde: "Los brasileños siempre lidian contra el talento. Cuando estuve caminando por la playa de Ipanema, pensaba que iba a ser un paseo para descubrir la belleza de las mujeres brasileñas, y al final me puse a mirar futbolistas".

"El juego playero de evitar que la pelota caiga, que en Chile dura 10 minutos, en Brasil dura unas dos horas", se ríe.

Organizar el Mundial es para Brasil "un arma de doble filo", asegura. Está "obligado a ganarlo", y más con lo que ha costado. Pero "lleva mucho tiempo jugando amistosos, sin la presión de quedar fuera, y no sé si se pudo foguear tanto", advierte.

¿Y Messi? "Messi debiera ser la figura del Mundial sin duda. Si no, va a ser un fracaso", sentencia. Zambra confiesa ser uno más de los devotos del astro argentino.

"Messi está apostando al Mundial. Tráiganme un entrenador que pueda dominar a la perfección porque quiero dosificarme, llegar al Mundial y romperla. Es su espinita", afirma.

Según Zambra, ha sido una lección para el chileno Alexis Sánchez aprender a jugar con el argentino. "Tiene que ser terrible jugar con Messi, alguien que es evidentemente mejor que tú, cuando siempre has sido el mejor. Es un baño de humildad enorme", asegura.

Alexis "nunca fue un goleador. Era un puntero, un desequilibrador, penetrador de defensas con mucha habilidad. Cuando jugaba en Colo Colo uno quedaba maravillado pero también irritado, porque se perdía muchos goles. Alexis fallaba... y en el Barcelona ha metido muchos goles".

Poeta, escritor de breves y alabadas novelas como 'Bonsái', o 'Formas de volver a casa', y considerado por la revista británica Granta como uno de los 22 mejores escritores en lengua española menor de 35 años, Zambra era de los que jugaban al fútbol en los recreos.

Para él, "el Mundial sin Chile es el Mundial ideal". "Porque es ver mucho fútbol, juntarse con los amigos, no estar involucrado emocionalmente, poder mirarlo desde afuera y sacar conclusiones... Pero el Mundial con Chile es otra cosa", asegura.

Le preocupa que los dirigidos por Jorge Sampaoli enfrenten a Brasil, el eterno rival al que nunca han podido derrotar, a diferencia de Argentina. "Con Brasil hemos hecho el ridículo. No sólo nos gana, sino que nos hace ver mal", sentencia el escritor, hincha del popular Colo Colo.

Según el sorteo de la Copa, si Chile quedara segundo del Grupo B, enfrentaría a los brasileños (Grupo A) en octavos. "En estos casos prefiero el pesimismo. Pensar que vamos a quedar últimos, eliminados".

La imagen del chileno esforzado, que consigue sus metas con perseverancia más que con brillo, campa sobre la hinchada chilena. Según Zambra, hace saborear más su fútbol.

"Me parece interesante esto de no ser tan buenos. Yo heredé ser colocolino, el equipo chileno más popular, que debe ganar siempre. Y pensaba, ¿por qué no ser de un equipo que uno se alegra si empata o no le meten tantos goles?", se pregunta.

Vacila y se responde a sí mismo. "Ese es Chile. El equipo que puede perder, que es frágil. En el fondo, Chile es un equipo modesto, y cuando brilla, es una felicidad enorme".