Brasileños salen a las calles en protesta por gobierno de Dilma Rousseff

Protesta​Manifestaciones ocurrieron en 83 ciudades de Brasil

Cerca de un millón y medio de brasileños protestaron este domingo pacíficamente en todo el país contra la presidenta Dilma Rousseff, que enfrenta un complejo cóctel de tensión social, política y económica derivada en parte del gran escándalo de corrupción en Petrobras.

La mayor protesta tuvo lugar en Sao Paulo, donde manifestaron un millón de personas, según la policía. Medio millón más protestaron en otras 83 ciudades de Brasil, en manifestaciones que igualaron las espontáneas marchas callejeras de junio de 2013.

Parte de los manifestantes reclamaron este domingo el "impeachment" (destitución) de la presidenta, que comenzó su segundo mandato de cuatro años hace menos de tres meses, tras ser reelecta por un margen de apenas 3%.

Y muchos pidieron incluso una intervención militar que ponga fin a más de 12 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), una paradoja en este día en que se cumplen justamente 30 años del retorno de la democracia a Brasil luego de una larga dictadura militar (1964-1985).

Al final de la jornada, dos ministros de Rousseff dieron una conferencia de prensa y dijeron que el gobierno anunciará en los próximos días "un conjunto de medidas para combatir la corrupción y la impunidad" y las enviará al Congreso para su aprobación.

El escándalo del 'Petrolao' develó que las principales empresas constructoras brasileñas destinaron millones a las campañas electorales del PT y otros partidos de la coalición, a cambio de contratos con la petrolera estatal.