Bronce en Olimpiada de Matemática premia sacrificio de colegial golfiteño

#buenasnoticiasJoven dedica hora y media en las noches a estudiar con una candela porque en su casa no hay electricidad

Una medalla de bronce en la Olimpiada Nacional de Matemática coronó este miércoles el esfuerzo y sacrificio de Brandon Guido, un colegial de Golfito, quien a sus 14 años ha superado las adversidades y pobreza en la que vive para cumplir uno de sus sueños.

La historia de Brandon Guido la dio a conocer AmeliaRueda.com el domingo 16 de noviembre. Este joven, alumno del Colegio Técnico Profesional de Guaycara de Río Claro de Golfito, recorre ocho kilómetros diarios para llegar al colegio y también estudia en las noches con una candela porque no tiene electricidad en su casa.

Brandon Guido obtuvo una medalla de bronce en la categoría de segundo nivel en la Olimpiada Nacional de Matemática, que finalizó este miércoles en el Auditorio de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR).

De 70 estudiantes premiados con medallas, 68 son de colegios privados y solamente dos de centros educativos públicos, entre ellos Brandon Guido, quien es el único alumno de la Región de Coto (Corredores, Coto Brús y Golfito) que logró clasificar a la Olimpiada Nacional de Matemática, tras dos rondas eliminatorias previas a nivel nacional.

Brandon comentó que conseguir la medalla es un gran paso para cumplir sus sueños y poder estudiar matemática o alguna ciencia que le permita sacar a su familia adelante y dejar las condiciones en las que vive.

Este colegial cursa el octavo en su colegio, pero de acuerdo con profesores de la Escuela de Metamática de la Universidad Nacional tiene un nivel superior al de un alumno de undécimo año y lo catalogan como una "mente brillante para los números".

A diario se levanta a las 4 a.m. para alistarse y recorrer los cuatro kilómetros de ida hasta su colegio. Al salir de clases, regresa a su casa, ayuda a su madre transportando agua desde una naciente cercana, ya que no cuentan con el servicio en la comunidad de La Viquilla, donde vive con sus padres.

Brandon trabaja con su papa como "chapeador" en fincas de palma africana para ayudar con parte del salario a su casa y para comprarse lo que necesita para estudiar.

El profesor de matemática de Brandon en el colegio de Guaycara de Río Claro de Golfito, Ricardo Araya, comentó que el estudiante actualmente tiene un celular gracias a que ahorró durante tres años parte del dinero que recibe de una beca del gobierno y de sus trabajos en fincas de palma africana.

Sus amigos y profesores le recargan para que pueda comunicarse por mensajes de texto, además solo puede cargar el teléfono en el colegio porque no tiene electricidad en su casa, por lo que el sábado en la tarde se queda sin carga.

Para Araya, la actitud de Brandon es todo un ejemplo, ya que gracias a sus ganas de concursar en la Olimpiada Nacional de Matemática se creó un grupo de 16 estudiantes en el colegio que participaron en las eliminatorias, aunque solo tres clasificaron a la segunda ronda y solo Brandon a la final.

El joven considera que la única puerta para salir de la pobreza y para dejar los sacrificios económicos es el estudio, por eso ahora sueña con llegar a las Olimpiadas Centroamericanas de Matemática el próximo año y abrirse puertas para obtener una beca que le permita llegar a la universidad.