Buses deben mejorar tecnología para cumplir compromiso de reducir emisiones en un 50%, afirma Minae

transporte​Ambiente cambiará normativa para mejorar calidad de los combustibles.

Los empresarios autobuseros asumieron el compromiso de reducir en al menos un 50 por ciento las emisiones de carbono de sus unidades, así lo informó el ministro de Ambiente, Edgar Gutiérrez, este martes en el programa radiofónico Nuestra Voz.

ministro de ambiente, edgar gutiérrez

Para ello, los transportistas deberán ir cambiando la tecnología de sus motores a la norma Euro III como mínimo. Esta norma utilizada en Europa establece los parámetros máximos que los motores deben cumplir en cuanto a humo, emisiones de dióxido de carbono y otros componentes que lanzan a la atmósfera.

El funcionario no determinó si existe un plazo para cumplir con la medida, no obstante, aseguró que recibió la "buena noticia" por parte del Ministerio de Obras públicas y Transportes (MOPT) de que los autobuseros estaban importando motores incluso con tecnología superior ( Euro IV y Euro V) que reducen aún más el techo de emisiones.

En forma paralela, el gobierno se comprometió a mejorar la calidad de los combustibles, ante lo cual la cartera de Ambiente se encuentra revisando los reglamentos para hacerlo en "el corto plazo".

Pese a la mejora, según Gutiérrez ya el país cuenta con combustibles de alta calidad. A modo de ejemplo dijo que mientras en Centroamérica se distribuye diesel con 5.000 partes por millón (ppm) de azufre, en el país este combustible no supera las 15 ppm, aún y cuando el reglamento permite hasta 500 ppm.

ministro de ambiente, edgar gutiérrez

La idea sería presionar para que tanto autobuseros como importadores de vehículos comiencen a traer al país tecnologías más eficientes en cuanto a consumo y emisiones.

La variación implicará además implementar nuevos equipos para poder medir cuánto se reducirá la huella de carbono en el sector. Gutiérrez dijo que se está trabajando con Riteve para que sea allí que se tomen los datos y se pueda monitorear de forma adecuada las emisiones en el país.