Atentando con bomba mata al Fiscal General de Egipto que encausó a miles de islamistas

Deceso Explosión destruyó cinco vehículos y decenas de vitrinas de comercios cercanos al ataque

El fiscal general de Egipto, Hicham Barakat, murió este lunes víctima de un atentado con bomba en El Cairo, anunció el ministro de Justicia.

Se trata del mayor ataque contra altos responsables de El Cairo desde el intento de asesinato del ministro del Interior, en 2013.

Barakat había llevado ante la justicia a miles de islamistas, de los cuales cientos fueron condenados a muerte, después de que el ejército derrocara al presidente islamista Mohamed Mursi en julio de 2013.

El fiscal murió en el hospital a causa de sus heridas, declaró el ministro de Justicia, Ahmed al Zind.

La detonación destruyó al menos cinco coches y reventó los escaparates de varias tiendas en el distinguido barrio de Heliópolis, en el norte de la capital egipcia. En el suelo se veían manchas de sangre cerca del lugar de la explosión.

El responsable de la brigada de artificieros, el general Mohamed Gamal, indicó que los autores del atentado habían utilizado un coche bomba o habían disimulado un artefacto bajo un vehículo.

El 21 de mayo, la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) pidió a sus partidarios que atacaran a los jueces en represalia por el ahorcamiento de varios hombres, acusados de perpetrar ataques en nombre de la organización yihadista.