Caja no tiene reservas para atender emergencias extraordinarias, señala Contraloría

Denuncia​Desde su crisis en 2004, la entidad de salud dejó de destinar recursos para planes de contigencia

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no tiene actualmente ninguna reserva o ahorro para enfrentar emergencias de carácter extraordinario que garanticen la correcta aplicación del seguro de salud de los usuarios.

Así lo señala un informe de la Contraloría General de la República publicado este lunes, en el que se revela, entre otros aspectos, que desde hace 11 años la institución de salud dejó de destinar recursos para planes de contingencia, como por ejemplo, desastres naturales.

"Ante la situación económica compleja que la Caja tuvo en el año 2004, se tomó la decisión, supuestamente temporal, de no seguir poniendo reservas en el seguro de salud. El problema es que, al día de hoy, el uso de esas reservas sigue sin contemplarse", advirtió el gerente de servicios sociales de la Contraloría, Manuel Corrales.

Gerente de Servicios Sociales de la Caja, Manuel Corrales

Esas reservas técnicas no son otra cosa más que un ahorro en materia de contingencia que tienen todas las instituciones públicas y que permiten, ante imprevistos, la inyección de recursos para temas de infraestructura, contratación de especialistas, compra de equipo o cualquier otra necesidad primaria.

Según Corrales, lo que la Caja ha hecho en estos 11 años es realizar previsiones en el "día a día", proyecciones a un año que no alcanzan para cubrir las variantes en el mediano y largo plazo, las cuales garantizarían la estabilidad financiera en el seguro de salud de los costarricenses.

Necesidad

Precisamente, el gerente utilizó como ejemplo para enmarcar la necesidad de esas reservas el caso del Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, afectado seriamente por el terremoto de Nicoya en 2012.

"Si la Caja hubiera tenido esas reservas técnicas, ese dinero pudo haber servido para la remodelación pronta del hospital y no pasaría como hoy, donde ese centro médico todavía se encuentra inmerso en reparaciones", explicó.


Gerente de servicios sociales de la Caja, Manuel Corrales.

Justamente la Controlaría, dentro de las conclusiones del informe, le exigió a la Caja presentar un estudio en el que se detalle de dónde saldrán los recursos para alimentar esas reservas técnicas y el porcentaje que anualmente será destinado a éstas.

Ese estudio deberá estar listo lo antes posible, pues los fondos para ese nuevo ahorro deberán empezar a acumularse a partir de mayo del próximo año.