Caja revierte prohibición que impedía a ticos asegurar a su pareja extranjera

seguro​Entidad envió el martes anterior circular a directores médicos de áreas de salud

Los costarricenses pueden asegurar desde el 13 de enero anterior a sus parejas extranjeras en los centros de salud de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

La Sala Constitucional le ordenó el 6 de enero a la Directora del Área de Salud de Moravia que "de inmediato" valorara el otorgamiento del seguro por beneficio familiar a una mujer extranjera casada con un tico a quien se le había negado ese servicio.

Según el fallo de la Sala, los centros de salud no pueden tomar en cuenta la limitación por nacionalidad para dar seguro a parejas extranjeras de costarricenses, que contempla el artículo 20 del Manual de Adscripción y Beneficio Familiar.

Nueve días después, el pasado 13 de enero, la CCSS envió una circular a los directores médicos de áreas y servicios de salud, donde comunica y ordena acatar esa esta última disposición.

De acuerdo con el gerente financiero de la Caja, Gustavo Picado, el reglamento y manual en ningún momento restringió ese derecho médico y adujo que en algunas áreas de salud interpretaron en esos términos a la nueva normativa.

Reconoció que toda pareja extranjera o compuesta con un extranjero no puede tratarse diferente que una pareja entre costarricenses y manifestó que el beneficio se les dará siempre y cuando cumplan con los requisitos, por ejemplo, demostrar que depende económicamente de su pareja.

gerente financiero de la ccss, gustavo picado

La Sala Constitucional ha emitido en el último mes dos resoluciones en ese mismo sentido. El pasado 17 de diciembre, ordenó al director de la clínica Marcial Rodríguez Conejo, ubicada en Alajuela, a darle de inmediato seguro por beneficio familiar a una extranjera casada con un tico.

La circular de la Caja indicó que en caso de solicitudes de beneficio familiar rechazadas conforme a la normativa y el criterio institucional sostenido antes del voto de la Sala se proceda a contactar a la persona asegurada directa o a la posible beneficiaria.