No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Caja debe mejorar en recaudación por morosidad de ¢392 mil millones, según Contraloría

​Auditoría de la CGR señala que correcciones impactarían "positivamente" la situación financiera de la entidad

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) urge de una mejora en sus mecanismos de recaudación para reducir una morosidad acumulada que asciende los ¢392 mil millones.

A tal conclusión llegó un estudio del Área de Servicios Sociales de la Contraloría General de la República (CGR) que tiene como objetivo examinar de forma integral la gestión de cobro de la entidad y cuyo resultado fue emitido este lunes por la mañana a través del informe DFOE-SOC-IF-014-2017.

Según el ente contralor del Estado, al primer trimestre del presente año la Gerencia Financiera de la Caja reportó una morosidad acumulada de ¢392.059 millones.

La cifra anterior es el resultado de la mora que arrastran 70.403 patronos por ¢220.470 millones y 151.703 trabajadores independientes por ¢171.589 millones.

"Resultan evidentes las mejoras que se deben implementar en esta materia, donde la pronta recuperación de las deudas impactaría positivamente en la situación financiera de la entidad, y con ello, coadyuvaría a que se generen mejores servicios para todos los asegurados", señala la CGR en un comunicado.

La Contraloría halló mediante su auditoría que la CCSS carece de estrategias de control de la morosidad en los periodos de 2011-2016 y 2016-2020, así como los planes presupuestarios de 2014-2015 y 2016-2017, ya que la Dirección de Cobros y las Direcciones Regionales no incluyen metas ni indicadores para los procesos, ni productos intermedios y finales, ni de impacto relacionado a la gestión de cobro.

También encontró que la Caja no tiene criterios estandarizados para la priorización y selección de los patronos y trabajadores independientes a los cuáles se les debe hacer el cobro respectivo.

Además, la institución que administra los seguros sociales apenas logró notificar a un 43,3 por ciento de los patrones morosos en 2016, que representa ¢22.015 millones de ¢50.866 millones; mientras que en el caso de trabajadores independientes el aviso cae a un 18,6 por ciento, para ¢3.803 millones de ¢20.402 millones posibles.

En ese mismo año, el Centro de Llamadas de la entidad logró contactar de forma directa con los deudores en un 20 por ciento del total de 146.048 llamadas. En el restante 80 por ciento fue ineficaz el contacto con los patronos o trabajadores independientes en mora, debido principalmente a que su información personal se encuentra pendiente de actualización en el Sistema Centralizado de Recaudación (SICERE).

La auditoría a su vez indica que un 83 por ciento de la cartera morosa a diciembre de 2016 fue remitida a cobro judicial sin ser sometida de forma previa a filtro alguno.

"Por ejemplo, las comprobaciones que se realizan para clasificarlos como de difícil recuperación, siendo que durante el año 2016 la CCSS incurrió en un gasto de ₵70,4 millones por concepto de honorarios profesionales a abogados externos por la atención de casos que una vez trasladados a cobro judicial fueron declarados de difícil recuperación", expone el ente contralor.

La Contraloría giró disposiciones a la Gerencia Financiera de la Caja para la corrección y mejora de los situaciones determinados en la auditoría.

Al respecto, la Caja Costarricense de Seguro Social comunicó a través de su departamento de prensa que daría una respuesta sobre el estudio en atención de medios a las 2:00 p.m.