No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Ministra: cambios en directiva de CCSS mantiene en pausa plan de cuota diferida para microempresas

Iniciativa cubre emprendimientos con cinco o menos trabajadores

El nombramiento de los nuevos integrantes de la junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) mantiene en pausa una propuesta para que un conjunto de microempresas cuenten con una cuota diferida.

La ministra de Economía, Industria y Comercio, Victoria Hernández Mora, dio a conocer la mañana de este martes en el programa Nuestra Voz el estado de la iniciativa que se tramita desde el gobierno de Luis Guillermo Solís Rivera y con la que se pretende bajar la partida salarial que los pequeños patronos pagan a sus empleados para costear la seguridad social.

Actualmente, un empleador paga a la Caja un 15 por ciento del salario de cada trabajador. Con esta iniciativa, ese monto pasaría a 4,5 por ciento el primer año, 5,5 por ciento el segundo, 6,5 el tercero y 7,5 el cuarto año.

"Se viene gestionando desde la administración anterior una propuesta en la Caja, que no se puede llamar una cuota diferenciada de aporte patronal porque no lo es, sino una cuota diferida para las empresas de cinco o menos empleados que contratan personas menores de 35 años y que contratan mujeres", explicó la jerarca en el espacio radial.

El plan cubre también los emprendimientos liderados por mujeres jefas de hogar, agregó Hernández.

"El proyecto quedó en pausa en el momento en el que nos quedamos sin junta directiva de la Caja. Ese es un proyecto que estamos retomando en estos días. La semana pasada, la directora de PYMES (Gabriela León Segura) estuvo en la Caja precisamente hablando con ellos y, de momento, esa es la iniciativa que existe", indicó Hernández.

Los integrantes de la cúpula directora de la seguridad social costarricense están pendientes de ratificación del Consejo de Gobierno.

La CCSS emitió el lunes por la tarde un comunicado de prensa en el que se indica que el 69 por ciento de los patronos morosos con esa entidad son empresas que poseen cinco trabajadores o menos, de acuerdo con una revisión realizada por la Dirección de Cobros con corte al 24 de mayo del 2018.

En total, 10.421 pequeños patronos adeudan ¢41.386 millones por cuotas obreras y patronales, o sea, un 50.34 por ciento de la deuda patronal, incluyendo intereses. Los sectores más morosos son el de comercio (22,32 por ciento), inmobiliaria y empresarial (19,93 por ciento), industria manufacturera (9,19 por ciento) y hoteles y restaurantes (8.87 por ciento).

La Dirección de Cobros además señala que por los casos casos están en trámite 4.271 procedimientos de cierre de negocios por mora, 22.749 procesos civiles y 3.833 denuncias penales.