Canal de Panamá ampliado operará en 2016 tras acuerdo que financia obras

El nuevo Canal de Panamá, que permitirá el paso de buques gigantes, entraría en operaciones en 2016, luego de que la administración de la vía y el consorcio internacional encargado de las obras de ampliación acordaron un cofinacimiento del megraproyecto, tras dos meses en crisis.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y Grupos Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, anunciaron el jueves el cierre de las negociaciones con un "acuerdo conceptual" que inyectaría unos $600 millones a la estratégica obra, que permitirá el paso de navíos con el triple de capacidad de carga de los actuales.

ACP y GUPC se comprometieron en el acuerdo a financiar el proyecto con $100 millones cada uno, en tanto el consorcio debe gestionar con la aseguradora Zurich America International -que protege la inversión- $400 millones que irían a un fideicomiso gestionado por ambas partes.

El convenio, que será firmado el próximo 6 de marzo tras su debida redacción y revisión, también establece que la moratoria del pago por $784 millones que ACP le había adelantado a GUPC se extenderá hasta 2018.

En un comunicado, GUPC dijo que el pacto responde a su objetivo de proveer fondos con un cofinanciamiento que "facilite la realización de las obras mientras se espera el resultado de los arbitrajes para asignar la responsabilidad final de los costos adicionales", que el consorcio atribuye a la ACP por problemas geológicos que encarecieron el proyecto.

El conflicto, que llevó incluso al gobierno español a intervenir a través de su ministra de Fomento, Ana Pastor, estalló el 30 de diciembre cuando GUPC reclamó a la ACP el pago de un sobrecosto de 1.200 millones de euros ($1.600 millones) por la construcción del tercer juego de esclusas.