Canciller designado aún no define prioridades

El canciller designado, Manuel González Sanz, aún no ha definido sus prioridades.

Consultado por AmeliaRueda.com, González dijo que requiere más tiempo para fijar el rumbo de la política exterior que seguirá el nuevo gobierno.

Explicó que todavía debe conversar con Solís para definir algunos aspectos, pues adujo que su rol estará muy ligado a la función del gobierno en general.

Agregó que, de momento, el personal está concentrado en el traspaso de poderes, el próximo 8 de mayo.

En cuanto al conflicto con Nicaragua, manifestó que la política exterior del país no cambiará.

Indicó que seguirá adelante con la querella interpuesta por la administración de Laura Chinchilla ante la Corte Internacional de Justicia, donde se ventila el caso.

Al igual que González, el embajador nombrado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Juan Carlos Mendoza, aseguró que necesita sentarse a hablar con el Presidente electo y el Canciller designado para determinar su papel en ese organismo, con sede en Nueva York, Estados Unidos.

Mientras, el embajador nombrado ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Pablo Barahona, declaró que luchará por fortalecer la democracia, la equidad social y combatir la inseguridad y el narcotráfico, tareas que a su juicio realiza cualquier embajada costarricense.

Este lunes, Solís anunció el segundo bloque de su equipo de trabajo, el cual completará el próximo 5 de mayo. Hasta el momento ha nombrado dos embajadores, 15 ministros, ocho viceministros y 15 presidentes ejecutivos.

Aún le falta dar el nombre de tres jerarcas ministeriales y ocho titulares de instituciones autónomas.