Costa Rica no será "puente abierto" para todos los cubanos que quieran ir a EE.UU., dice Canciller

migraciónSolución a crisis no asegura que país regresará a mesa política del SICA

Emitir visas de tránsito extraordinarias a 7.500 cubanos varados en Costa Rica, que serán trasladados a partir de enero a El Salvador para que continúen su viaje a Estados Unidos, fue una medida temporal que nunca tuvo el propósito de tender un "puente abierto" para todos los isleños que buscan llegar a la nación norteamericana.

Así lo recalcó este martes el canciller costarricense, Manuel González, tras un encuentro en Liberia con Kay Granger y Henry Cuellar, miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

canciller manuel gonzález

Según González, desde que la crisis comenzó, en noviembre pasado, Costa Rica ha sido claro en esto se trata de un asunto humanitario para la gente que ingresó al país de forma legal y que se quedó atrapada en territorio tico después de que Nicaragua les cerró las fronteras.

Este lunes, los otros países de la región lograron un acuerdo este lunes para trasladar a un primer grupo de cubanos en enero por vía aérea hasta El Salvador. De ahí realizarán su viaje por tierra en buses a través de Guatemala y México hasta Estados Unidos.

Según González aún no se tiene la cantidad de personas ni los costos de ese primer traslado, pero aclaró que habrá que respetar la legislación de cada país en cuanto a dinero que se debe pagar por trámites migratorios de impuestos de ingreso o salida.

"Tenemos que ser respetuosos del derecho interno de cada país", recalcó González.

El primer grupo de cubanos llegó al país el 10 de noviembre y la mayoría se encuentre en alguno de los 37 albergues que se abrieron en la zona norte del país.

Ante el acuerdo alcanzado para el traslado de los migrantes, el Canciller aclaró que eso no significa que el país volverá a la mesa política del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), la cual abandonó el pasado 18 de diciembre tras no encontrar una solución a la crisis migratoria.

Según González, el tema de los migrantes y el SICA son separados, pues desde principios de la administración se había advertido de que era necesario hacer reformas en ese foro.

canciller manuel gonzález