Canciller sobre SICA: Queremos pertenecer a un sistema que dé resultados

región​País encontró apertura de Guatemala para presentar propuestas de reforma a organismo regional.

"Queremos pertenecer a un sistema que dé resultados y no simplemente calentar una silla".

Con estas palabras resumió el canciller costarricense Manuel González Sanz la posición del país respecto al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), cuya mesa política Costa Rica abandonó en diciembre pasado, en medio de la crisis migratoria de los cubanos.

canciller manuel gonzález

Según González Costa Rica "no está peleado con nadie", sin embargo eso no quiere decir que se deba formar parte de una instancia que no ofrece resultados a problemáticas actuales, como por ejemplo el tema migratorio.

El país decidió abandonar la mesa política de este foro luego de que en primera instancia no se lograra un acuerdo regional para el traslado de los cubanos varados en suelo costarricense, y este organismo pasara prácticamente desapercibido en la búsqueda de una solución.

Pese a que después se logró un acuerdo con El Salvador, Guatemala y México para solventar la situación de los cubanos, Costa Rica ha mantenido su posición, bajo el alegato de que el problema va "más allá" de los cubanos, algo que se expuso ante el nuevo gobierno guatemalteco el jueves pasado durante la toma de posesión de Jimmy Morales como presidente de ese país.

canciller manuel gonzález

Según González hubo apertura por parte de la nueva administración guatemalteca a escuchar propuestas para reformar el SICA.

Costa Rica exige que el SICA adopte mecanismos de mayor transparencia en sus operaciones, así como que haya mayor rigurosidad y esquemas técnicos para la elección de cargos importantes a nivel regional, de modo que se respete la paridad geográfica.

"Se requiere un organismo más eficiente, enfocado en las prioridades de Centroamérica como por ejemplo migración y seguridad.... un sistema que rinda mejores cuentas", acotó González.

canciller manuel gonzález

El SICA fue constituido en diciembre de 1991 y su objetivo fundamental es alcanzar la integración de Centroamérica para "constituirla en una región de paz, libertad, democracia y desarrollo".