Cuatro candidatos apoyan elevar número de diputados y reelección consecutiva de los mismos

Elevar el número de diputados que conforman la Asamblea Legislativa y permitir la reelección consecutiva de los mismos son dos propuestas en las que coinciden cuatro de los candidatos presidenciales.

Se trata de Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Otto Guevara, del Movimiento Libertario, José María Villalta, del Frente Amplio, y Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), quienes dieron a conocer sus posturas sobre distintos temas de la agenda nacional en entrevistas otorgadas a AmeliaRueda.com.

Johnny Araya, el aspirante del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), no respondió las consultas hechas al cierre de esta edición y adujo razones de agenda.

A pesar de que ven con buenos ojos las propuestas, los cuatro candidatos las condicionan a la ejecución paralela de otras reformas políticas.

Se refirieron a cambiar la forma en que se eligen los legisladores, su circunscripción, restringir la cantidad de veces que pueden ser reelectos, no aumentar el número de asesores y funcionarios del Congreso y permitir que se les revoque su elección, si los ciudadanos no están a gusto con su desempeño.

Las diferencias entre sus posiciones saltan y se hacen notorias cuando opinan de otros temas de relevancia nacional que van desde políticas y mecanismos para combatir la corrupción en la función pública hasta cómo proteger los mares y el recurso hídrico.

Son enfáticos sobre la conveniencia de poner sobre la mesa de discusión la carrera parlamentaria, una iniciativa, que desde su visión, permitirá que los 'buenos diputados' sigan aportando y su 'buen paso' por el Congreso no se vea interrumpido.

Solís y Piza opinan que la reelección consecutiva debe tener un tope: no más de dos veces. Guevara manifiesta que cuatro veces hasta cumplir 16 años en el cargo, mientras que Villalta condiciona esta medida a que a los electores se les permita escoger por personas con nombre y apellido y no por una lista, como ocurre en la actualidad.

Los aspirantes presidenciales también apoyan instaurar el voto nominal en la Asamblea Legislativa para llevar un registro sobre cómo votan los diputados, cuáles proyectos apoyan y a cuáles se oponen.

Actualmente, se discute una iniciativa para reformar el reglamento legislativo e instaurar el voto electrónico que permitiría esa contabilización.

El proyecto fue presentado por el legislador del PAC, Juan Carlos Mendoza, y fue dictaminado afirmativamente por la Comisión de Reglamentos del Congreso a finales de agosto.

Ahora sólo falta su aprobación en primer y segundo debate en el Plenario con el objetivo de que se implemente a finales de 2014 con la apertura de la nueva sede del Congreso.

Aunque la Asamblea Legislativa en este momento tiene en su agenda la discusión de al menos ocho levantamientos de inmunidad contra diputados y ministros de la actual administración, los candidatos consideran que no se deben hacer modificaciones a este régimen, sólo que se cumpla a cabalidad.

Villalta sí estima pertinente que se trate diferente a quienes son investigados por casos de corrupción, en comparación con quienes son denunciados por difamación, injurias y calumnias.

Sobre la lucha contra la corrupción en la función pública, todos, menos Villalta, tienen posturas similares. Dicen que no es indispensable establecer nuevos delitos para combatirla.

Concuerdan al afirmar que primero se debe hacer cumplir la legislación actual antes de pensar en tipificar nuevas acciones delictivas dentro del Estado.

Conscientes de que en las contrataciones administrativas los funcionarios son más propensos a cometer delitos de corrupción, los candidatos creen conveniente que todas las instituciones públicas sean más transparentes.

Piza apuesta por reducir los procedimientos y hacer más ágiles las contrataciones, Guevara, Solís y Villalta por establecer un sistema electrónico único de compras.

Hace pocas semanas, la presidente Laura Chinchilla giró una directriz para que las entidades públicas sólo utilicen la plataforma Mer-Link, tras unificarla con Compra-Red.

En temas de medio ambiente, protección de agua, recursos naturales y ordenamiento territorial, son más evidentes las diferencias entre los postulantes.

Solís asegura que es necesario crear un Ministerio del Mar para proteger el territorio marino del país que es 10 veces mayor que el terrestre.

Guevara aplaude la decisión del actual gobierno, de crear el viceministerio de Mares y Aguas. Pero Villalta lo cuestiona y afirma que debe reformarse.

Piza, por su parte, manifesta que primero se deben velar por los derechos de los pescadores y hacer cambios menores.

Los cuatro coinciden en la necesidad de reformar el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca). Algunos piensan hasta desaparecerlo, como Solís, y otros consideran oportuno modificaciones a su Junta Directiva para mejorar su funcionamiento.

En materia de protección del agua y los mantos acuíferos, Solís y Villalta concuerdan en que el recursos hídrico debe declararse, mediante una reforma constitucional, como un derecho humano, tal como se discute desde hace años, sin resultado, en el Plenario, debido a la obstrucción de la bancada del Movimiento Libertario.

Piza considera oportuno, junto a Guevara, fomentar un desarrollo inmobiliario sostenible, donde se tomen medidas de mitigación antes de construir proyectos habitacionales y empresariales.

Sin embargo, no creen conveniente impedir las construcciones en algunas zonas.

Para proteger los mantos acuíferos, coinciden en la necesidad de concluir con el proyecto de modernización del alcantarillado metropolitano, iniciativa para la que se aprobó su financiamiento con el Banco Japonés para la Cooperación Internacional (JBIC), desde 2007.

Los candidatos también muestran diferencias en la necesidad de ordenar el caos territorial.

Piza cree que es inoportuno, que no se les puede limitar su derecho a los pequeños empresarios y a las familias de clase media de construir o de desarrollar su proyecto.

Solís asegura que sólo se debe cumplir la legislación actual.

Villalta opta por un ordenamiento que tome en cuanta las afectaciones de posibles desastres naturales. Mientras que Guevara optaría por medidas de prevención a la brevedad.

Los aspirantes afirman que promoverían acciones para trasladar a las familias que viven en zonas de alto riesgo de desastre hacia territorios más seguros, utilizando en algunos casos las opciones de vivienda que ofrecen los programas de ayuda social.