Candidatos evangélicos no han asistido a ningún debate, ni piensan hacerlo

Los candidatos presidenciales de los dos partidos de corte evangélico, Justo Orozco y Carlos Avendaño, no han ido a ninguno de los debates presidenciales a los que han sido invitados y tampoco creen que acudan a los que restan en la actual campaña electoral.

Los aspirantes de Renovación Costarricense y Restauración Nacional aseguraron que, para ellos, es más productivo reunirse y conversar directamente con potenciales electores de su sector religioso que "hacerle el trabajo a otros".

Avendaño explicó que la semana pasada fue invitado a un debate presidencial -el cual no precisó- pero dijo que en ese momento sopesó otra invitación que le hizo un amigo para conversar con 600 pastores y líderes evangélicos.

Según dijo, tomó la decisión más atinada pues, al final, logró materializar "un gran apoyo" para sus candidatos a diputados en todas las provincias del país.

candidato de restauración Nacional, Carlos avendaño

Por su parte, Justo Orozco aclaró que no es que "le tenga miedo a los debates", sino que prefiere "ir a visitar casas". "A estas alturas del partido, trato de estar donde estoy feliz", expresó.

candidato de renovación costarricense, justo orozco

Sobre la invitación que cursó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a todos los candidatos para los debates del próximo 5 y 6 de enero, tanto Avendaño como Orozco dijeron que no tienen confirmada su participación.