Cantidad de votos nulos o en blanco superó en un 127% la diferencia de sufragios entre Solís y Araya

La cantidad de votos en blanco o nulos emitidos en las elecciones del 2 de febrero fue superior en un 127,4 por ciento a la diferencia de votos que obtuvieron los dos candidatos que se disputarán la Presidencia de la República en segunda ronda: Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), y Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional (PLN).

En total, 43.747 personas votaron en blanco o anularon su sufragio, según los datos del escrutinio manual realizado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) . En términos relativos, se trata de un dos por ciento de los electores.

La diferencia de votos entre Solís y Araya fue de 19.232, es decir, un 0,91 por ciento del total de personas que votaron: 2.99.000.219. (el 68,19 por ciento del padrón electoral).

La cantidad de votos nulos o en blanco pudo inclinar la balanza a favor de uno u otro candidato para definir el primer y segundo lugar, pero no hubiera evitado la segunda ronda porque para ello era necesario contabilizar más de 200 mil sufragios.

La mayor cantidad de votantes que acudieron a las urnas fueron de los cantones de Palmares, en Alajuela; Flores y Belén, en Heredia, y en Cartago, el cantón central y el Guarco.

En esos cantones, salió a votar más del 75 por ciento de la población. En cuatro de ellos ganó Solís, mientras que Araya triunfó en su tierra natal, Palmares.

El abstencionismo fue superior a la media nacional, principalmente en Puntarenas. En cuatro de los cinco cantones de esa provincia fue donde menos personas acudieron a las urnas: Golfito, Corredores, Garabito y Aguirre. El quinto fue Talamanca.

En esas comunidades, el candidato que más votos obtuvo fue el del PLN, con excepción de Golfito, lugar en el cual ganó José María Villalta, del Frente Amplio.

En términos generales, Araya ganó 43 de los 81 cantones, Solís 36 y Villalta 2 (Golfito y Los Chiles). El candidato del PLN se impuso en Guanacaste, Limón y Puntarenas, mientras que Solís lo hizo en San José, Cartago, Alajuela y Heredia.

El asesor político del TSE, Gustavo Román, calificó como un éxito el proceso electoral anterior y argumentó que en ningún momento se puso en duda la transparencia con la que se realizaron los comicios ni la supervisión del Tribunal.

Añadió que el escrutinio manual se hizo en un tiempo récord, menor a comicios pasados. Dijo que en todo momento hubo fiscales de los diferentes partidos.

Asesor político del TSE, Gustavo Román

El martes anterior el TSE concluyó el conteo manual de la votación para diputados. Ds semanas antes finalizó el escrutinio de la elección presidencial.