Cartas y documentos de Calufa viven ahora en el Archivo Nacional

HistoriaMaterial de 32 carpetas puede ser consultado por la ciudadanía.

“Con 24 años de edad, mi nuevo oficio de zapatero, mujer y un hijo pequeñito, yo podía enorgullecerme entonces de haber estado ya en la cárcel varias veces por mis actividades revolucionarias, y era, en la ciudad de Alajuela, además de dirigente sindical un activo, aunque inexperto, miembro del comité seccional del naciente Partido Comunista de Costa Rica. Tiempos duros fueron esos…”

Esas letras, dibujadas por una máquina de escribir, lucen inmortales en un pedazo de papel que el tiempo ha vuelto amarillo. Son parte del escrito preliminar del libro De mi vida, del autor Carlos Luis Fallas.

El Archivo Nacional cuenta, desde setiembre pasado, con una colección de escritos y cartas de Calufa, así como libros de su autoría, publicados en diversos idiomas, que el autor guardaba entre sus tesoros. Sobresale, por ejemplo, una versión en alemán de Mamita Yunai, y una francesa de Marcos Ramírez. También hay recortes de periódicos de artículos que tratan sobre la obra del autor.

Carlos Luis Fallas fue un escritor y dirigente sindical. El historiador Jafet Campos señala que fue uno de los personajes más importantes de la historia de Costa Rica de mediados del siglo pasado.

Los documentos fueron donados por Rosibel Morera, hija de Zahyra Agüero, quien fue esposa del escritor. Ella cuenta que su objetivo es preservar los documentos y contribuir a mantener vivo el legado de Calufa. De hecho, el Archivo Nacional no contaba con ningún material del escritor antes de esta contribución.

El material donado fue agrupado en 32 carpetas.

La archivista Gabriela Moya detalla que se emplean una serie de medidas para garantizar que los documentos se conserven “para toda la vida”.

Pese a la estrictas medidas para proteger el estado de los documentos de Calufa, éstos están a disposición del público, cualquiera puede darse una vuelta por el Archivo Nacional y conocer un poco más de la vida del inmortal escritor a partir de textos que él mismo plasmó en el papel.