Casi 3.000 agentes de seguridad palestinos vigilarán visita del Papa a Tierra Santa

Las autoridades palestinas desplegarán a casi 3.000 agentes de seguridad para la visita del Papa Francisco el domingo en Belén.

"Habrá 850 miembros de la guardia presidencial para proteger la visita del Papa en Belén", declaró Ghassan Nimr.

Los dos primeros círculos incorporarán a jóvenes mujeres de la guardia presidencial, entrenadas por el Grupo de intervención de la Gendarmería Nacional Francesa (GIGN) en Jericó, subrayó el portavoz.

"En total, casi 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad" serán movilizados, 700 de ellos de la seguridad nacional, 700 de la policía, además de policías de civil y agentes de los servicios secretos a lo largo del recorrido, añadió.

En una entrevista en la televisión palestina el jueves, el ministro de Turismo y de Antigüedades, Rula Maya, afirmó que el hecho de que el Pontífice atraviese Belén en un automóvil descubierto mostraba que "Palestina era segura" y animó a los peregrinos cristianos a acudir.

Durante su corta peregrinación, Francisco quiere darse dos baños de multitud, en Amán, en Jordania, el sábado y en Belén el domingo, adonde llegará en helicóptero antes de salir hacia el aeropuerto israelí de Tel Aviv.

"Vamos a desplegar todos los esfuerzos, no solo para proteger al Papa sino también para que la visita le sea agradable y permitirle trasladar su mensaje al pueblo", aseguró Adnan Damiri, portavoz de los servicios de seguridad palestinos.