Catar planea enfriar el desierto para el Mundial de 2022

Bienvenidos a la primera "fan zone" climatizada y al aire libre. Está en Doha, Catar y es uno de los experimentos y prototipos del país para construir estadios de fútbol con control de la temperatura de cara al Mundial de Fútbol 2022, que se llevará a cabo en este país árabe.

Catar prometió a la FIFA que los 12 estadios donde se jugaría la Copa 2022 tendrán una temperatura de 26 grados Celsius, muy por debajo de los 50 grados que normalmente registra esta nación -localizada en el desierto- durante el verano. El proyecto sería un triunfo de la ambición y la tecnología.

Sin embargo, muchos piensan que los sistemas de enfriamiento son demasiado costosos, y sobre todo, nada amigables con el medio ambiente debido a su altísimo consumo de energía. Incluso hay quienes ni siquiera creen que sean factibles.

A pesar de ser un país relativamente pequeño no parece importarle a la multimillonaria Catar, que está dispuesta hasta a enfriar el desierto con tal de albergar la Copa del Mundo 2022.