Caza furtiva amenaza cada vez más a los rinocerontes en Sudáfrica

Supervivencia​El cuerno de rinoceronte, que se vende a precio de oro en el mercado negro y es muy apreciado en Asia

La masacre de rinocerontes se sigue produciendo a un ritmo "horripilante" en Sudáfrica, pese a todas las medidas que se tomaron para detener su caza furtiva, haciendo temer por la supervivencia de la especie y obligando a las autoridades a trasladar parte de estos animales.

El ministerio sudafricano de Medio Ambiente indicó este jueves, en su último balance, que se rebasó la barrera del millar de animales abatidos en lo que va de año. Murieron 1.020 rinocerontes, a 20 de noviembre, esto es, más que en todo 2013.

Los récords se superan cada año desde que los cazadores furtivos se interesan a estos mansos paquidermos que tienen, para su desgracia, un cuerno prominente, al que algunos asiáticos atribuyen todo tipo de virtudes milagrosas. Las autoridades contabilizaron 13 casos en 2007, 33 en 2008, 122 en 2009, 333 en 2010, 448 en 2011, 668 en 2012 y 1.004 en 2013.

Sudáfrica alberga a tres cuartos de la población mundial de rinocerontes, unos 20.000 ejemplares.

"Bien sea este mes, o el siguiente o a principios de 2015, estamos llegando al punto en el que las proyecciones señalan que la mortalidad va a superar los nacimientos", explica Cathy Dean, directora de la ONG Save the Rhino.

"Los rinocerontes se reproducen bastante lentamente, las hembras dan a luz cada dos años y medio a tres años", apunta. La población suele aumentar en un 5% cada año, pero el ritmo de su reproducción depende también de factores externos como el estrés.

El cuerno de rinoceronte, que se vende a precio de oro en el mercado negro, es muy apreciado en Asia, en particular en Vietnam, donde adeptos de la medicina tradicional y nuevos ricos lo consumen en cócteles. Sin embargo, solo está compuesto de keratina, como nuestras uñas.