No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Caja choca con asociación que realiza tamizajes por intención de asumir laboratorio

​Estudio propone crear 35 plazas con el objetivo de institucionalizar el servicio

El control del laboratorio en el que se realizan las pruebas de tamizaje contrapone a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y a la asociación sin fines de lucro que, por decreto ejecutivo, ha ofrecido el servicio de forma exclusiva en el país desde 1990, situación que enciende las alarmas en la organización por una inminente variación de su convenio de colaboración.

Desde el 27 de abril de 2017, la Junta Directiva de la Caja decidió entre dos escenarios planteados por una comisión instalada en el Hospital Nacional de Niños (HNN) -en el que se concentra la operación- con el fin de definir el futuro del acuerdo con la Asociación Costarricense de Tamizaje y Prevención de Discapacidades en el Niño (ASTA).

El primero de ellos plantea la continuación de un aporte anual de ¢1.831 millones utilizados para la compra de insumos como reactivos, lancetas, boletas, instrumentos médicos y de limpieza; servicios que van desde mantenimiento de la infraestructura hasta de los equipos y contratación de mensajería para el traslado de las muestras; compra de equipos necesarios para la operación; la tarifa por niños tamizados; y el pago de los salarios de 5 de los 39 profesionales que componen el laboratorio.

Según cifras de la Caja, ello representa el 80 por ciento del programa.

El segundo escenario y el que fue aprobado es la opción de institucionalizar el servicio mediante la creación de 35 plazas que absorbería la totalidad de los expertos del ASTA, lo cual representaría un extra de ¢567 millones anuales.

Lo anterior consta en el acta 8.901, específicamente en el artículo 6, donde la Gerencia Médica de la Caja y la Dirección Médica del HNN efectúan un análisis de dos posibles caminos para el Programa Nacional de Tamizaje Neonatal (PNT).

"En aras de garantizar la continuidad en la prestación de los servicios, y con base en la recomendación de la doctora María Eugenia Villalta Bonilla (gerente médica de la Caja), la Junta Directiva -en forma unánime- ACUERDA aprobar la propuesta del escenario 2 para el fortalecimiento de institucionalización del Programa de Tamizaje Neonatal ubicado en el Hospital Nacional de Niños", indica el acta.

La directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas Arguedas, explicó por escrito ante la consulta de AmeliaRueda.com que la intención es que la Caja abarque el 100 por ciento de los costos del programa de tamizaje, cambiando el convenio a renovarse el próximo 31 de julio.

"En la actualidad la CCSS financia el 80% de los costos de este programa, y como el convenio hay que renovarlo el próximo 31 de julio, la Junta Directiva decidió que para ese momento la CCSS asumirá los costos del Recurso Humano, y el convenio se renovará en términos un poco diferentes, en esencia: asumiendo la totalidad de los costos del recurso humano y eliminando el pago por cada neonato tamizado. La idea es que ASTA destine los fondos que obtiene a través de la JPS (Junta de Protección Social) a otros aspectos del programa que es importante fortalecer como el apoyo a las familias de niños con diagnósticos realizados a través del PNT, instauración de nuevas pruebas, etc", señaló la doctora.

Preocupación

En la Asociación Costarricense de Tamizaje y Prevención de Discapacidades en el Niño la decisión tomada por la Caja Costarricense de Seguro Social despierta preocupaciones, las cuales fueron plasmadas mediante el oficio ASTA-P-021-17 del 25 de agosto del año pasado, incluido en el artículo 14 del acta del 11 de enero de 2018, la cual reza bajo el número 8.950.

De acuerdo con el secretario de la Junta Directiva de la organización, Alvis González Garita, la inquietud gira en torno a la posibilidad de mantener la calidad y continuidad en el servicio, ya que el uso del equipo requiere de alta experiencia en los profesionales, a tal punto que los actuales han llevado a que el programa costarricense sea reconocido a nivel internacional y servido de modelo en países como República Dominicana.

"Cuando a nosotros se nos empieza a hablar de que la Caja asuma el laboratorio, nosotros hacemos la advertencia de que la expertis para este tipo de actividades no se logra en corto tiempo, entonces lo que nos han dicho es que ellos apuestan a que puedan hacer un traslado vertical de las plazas nuestras a la Caja del Seguro Social -que yo como abogado no sé como lo harían- producto de que por la expertis deben hacerlo. Yo lo que me pregunto es qué va a pasar porque cualquier microbiólogo, cualquier funcionario de ellos ante la apertura de un concurso interno va a participar y va a tener derecho y va a ganar, pero cuando se enfrente a un equipo como un espectómetro de masas -que se requieren casi cinco años para lograr dominarlo- es posible que el tamizaje nacional se detenga", acotó González.

Otro de los aspectos señalados por ASTA es que las cortas prórrogas del convenio de colaboración causan un ambiente poco propicio entre sus expertos, al punto que la incertidumbre llevó a uno de ellos a marcharse a la empresa privada. Además, el secretario de la asociación especificó que también hay preocupación por el respeto de los salarios de los profesionales al momento que ingresen al sector público, los cuales se espera que sean menores a los actuales.

"Nosotros le hemos dicho a la Caja: ¿por qué vamos a dar por terminado un proceso ha sido bueno, que ha estado bien, que no les cuesta más? Es más, estamos convencidos, yo creo que ellos también lo están, que en término de cinco años el costo se les va a multiplicar porque nosotros funcionamos basados en las reglas de que nosotros no tenemos las prebendas que tiene la Caja del Seguro Social para sus funcionarios", agregó.

El 20 de marzo, mientras hacía uso de la palabra en el Plenario, la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Lorelly Trejos Salas, hizo una “fuerte excitativa” para que el Gobierno de la República no respalde la decisión de la directiva de la Caja de dar por finalizado el convenio.

Actualmente el ASTA es financiado por la empresa privada y la Junta de Protección Social (JPS), mismos que han permitido la adquisición de un edificio aledaño al Hospital de Niños así como el equipo necesario para su funcionamiento.

El decreto ejecutivo 19504-S, publicado en el diario oficial La Gaceta el 23 de marzo de 1990, establece la aprobación por parte de la CCSS para institucionalizar el Programa Nacional de Tamizaje por medio de un convenio de cooperación suscrito entre esa institución el Ministerio de Salud, el Hospital de Niños y la Asociación Costarricense para el Tamizaje y la Prevención de Discapacidades en el Niño. Inicialmente y hasta junio de 1998, también participó en el programa el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA).

En ese mismo año, Salud emitió nuevo decreto, el 23931-S, en el que excluyó oficialmente a la última de las instituciones y fundió en uno solo el Laboratorio de Tamizaje Neonatal y el de Alto Riesgo; éste último venía funcionando desde 1976 como la división de Bioquímica del Laboratorio de Investigación del centro médico para menores de edad.

Según el decreto, es obligatorio para el personal de salud tomar la muestra en los primeros días del nacimiento. En el caso de los niños hospitalizados se les toma la muestra en el período indicado, independientemente de su condición de salud y además, los consultorios y laboratorios clínicos privados pueden realizar la toma de la muestra en forma voluntaria y gratuita.

El objetivo del programa es prevenir la discapacidad cognitiva y otras discapacidades provocadas por enfermedades metabólicas hereditarias y trastornos relacionados, por medio de su detección y tratamiento tempranos.