CCSS tendrá 29 clínicas contra el fumado el próximo año

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) planea expandir el programa de cesación de fumado a los 29 hospitales del país con la apertura, el próximo año, de una clínica en cada centro médico para tratar a los fumadores que deseen dejar esa adicción.

El médico del programa de cesación de fumado de la CCSS, Luis Efrén García, explicó que el plan es extender la cobertura actual de tan solo cinco clínicas a 29, con el fin de darle el tratamiento necesario a los fumadores y lograr mejores resultados en la lucha contra el tabaco.

Médico del programa de cesación de fumado de la ccss, luis efrén garcía

Los centros médicos que actualmente tienen clínicas de cesación de fumado son el Hospital México, el Calderón Guardia, el San Juan de Dios, el Max Peralta, de Cartago, y el San Rafael de Alajuela.

El objetivo de llevar las clínicas de cesación de fumado a los 29 hospitales del país es reducir la población fumadora, que actualmente se estima en 500 mil personas, de acuerdo con datos de la CCSS.

Los resultados de las clínicas de fumado que operan actualmente son positivos para García, quien agregó que en las primeras nueve sesiones el 90 por ciento de los pacientes logra dejar el cigarro, pero en los siguientes cuatro meses se dan algunas recaídas. Al final, la tasa de efectividad del tratamiento es del 65 por ciento.

De acuerdo con García, la mayor parte de los pacientes fumadores logran dejar el vicio del cigarrillo por medio de terapias grupales, concientización y asistencia psicológica. Sin embargo, existen medicamentos que actualmente se recetan para controlar la ansiedad.

Médico del PROGRAMA DE CESACIÓN DE FUMADO de la CCSS, LUIS EFRÉN GARCÍA

La CCSS recibirá este año más de ¢22 mi millones por el impuesto a los cigarrillos que fue establecido con la Ley de Control del Tabaco en marzo del 2011.

Esos fondos se destinarán a la compra de medicamentos especiales para dejar el tabaco, que serán llevados a las clínicas de cesación de fumado en todo el país.

Además, se invertirán en la compra de equipos para tratar a pacientes con problemas pulmonares y relacionados con el tabaquismo.

El cáncer de pulmón es uno de los de mayor incidencia en el país y el 95 por ciento de las personas que padecen esta enfermedad se relacionan con el consumo de tabaco.