Centenares de palestinos celebraron el izado de su bandera en la ONU

PolíticaEl izamiento es un gesto simbólico que no esconde el estancamiento absoluto de una de las crisis más antiguas en la historia de Naciones Unidas

Centenares de palestinos celebraron la noche de este miércoles en Ramala, Cisjordania, la izada –por primera vez en la historia de Naciones Unidas– de la bandera palestina ante este organismo internacional.

"Por nuestra sangre, por nuestra alma sacrificamos todo por tí, Palestina", gritaba la muchedumbre, en tanto veía y escuchaba en la plaza Arafat el discurso en la ONU del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

"Palestina, que es un Estado observador pero no miembro de las Naciones Unidas merece ser reconocido como Estado por completo", evocando "los enormes sacrificios" hechos por los palestinos y su "paciencia durante todos estos años de sufrimiento y exilio", señaló Abas.

El líder también amenazó con no respetar en lo sucesivo los acuerdos concluidos con Israel, si el mismo no los respeta, en particular en cuanto a la continuación de su política de colonización en Cisjordania.

Por su parte, el movimiento islamista palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza en el enclave, criticó el discurso del presidente de la Auroridad palestina calificándolo de "sentimental".

El izamiento de la bandera constituye un hito en los esfuerzos de los palestinos por lograr su reconocimiento dentro del concierto de naciones, pero la sobriedad de la ceremonia también reflejaba el pesimismo reinante respecto al conflicto palestino-israelí, que se remonta a los albores de la ONU.

Estados Unidos e Israel han desestimado la iniciativa como un gesto simbólico que traba la causa de la paz, pero el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, apuntó que los símbolos "son importantes" y pueden "impulsar a la acción en la dirección correcta".

"Ahora es tiempo de que tanto israelíes como palestinos restauren la confianza en un acuerdo pacífico" con vistas a crear "dos Estados para dos pueblos", añadió.

La Asamblea General de la ONU aprobó el 10 de septiembre una resolución para permitir izar la bandera de Palestina y del Vaticano en el órgano mundial al lado de las de los países miembros.

La resolución fue apoyada por 119 países, con un fuerte bloque de países de América Latina y los votos de Francia, Rusia y China. Otros 45 se abstuvieron, mientras que Australia, Israel y Estados Unidos la rechazaron.