No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Cárcel de menores Zurquí estrena espacio para que madres puedan compartir con sus hijos

​Casa maternal infantil tendrá espacio para tres madres menores de edad y sus hijos

El Centro de Formación Juvenil Zurquí estrenó este viernes un espacio integral que asemeja las condiciones de un hogar, la cual será aprovechada por las madres menores de edad que se encuentran en prisión, con el fin de fortalecer su calidad de vida y diminuir el impacto que puede causarles un eventual cambio de ambiente.

La casa maternal infantil estará conformada por tres habitaciones, dos baños, cocina, sala y comedor, mismas que están equipadas gracias a la colaboración de la empresa multinacional de snacks, Mondelēz Internacional.

En esa infraestructura vivirán, inicialmente, dos jóvenes privadas de libertad con sus hijos; una tercera se incorporará al momento en que cumpla ocho meses de embarazo. Las jóvenes permanecerán en ese lugar hasta que sus primogénitos cumplan los tres años de edad.

Así lo dio conocer este viernes a AmeliaRueda.com la directora del Centro de Formación Juvenil Zurquí, Kattia Góngora.

En el lugar, las menores de edad podrán hacer comidas especiales a sus niños, calentar su chupones y compartir con ellos, incluso jugar en un patio de juegos que cumplen con los derechos de los infantes, manteniendo características de un centro penitenciario, como lo son las mallas y la seguridad las 24 horas del día.

A su vez, las reclusas tendrán que cumplir con una normativa interna establecida por el Consejo Técnico del Centro de Formación Juvenil, el cual les indica las horas en las que se deben dormir y el comportamiento que deben mantener con sus pequeños.

El acondicionamiento del espacio fue obra de un voluntariado de 70 empleados de Mondelēz, así como el artista gráfico, Byron Balmaceda.

Ese grupo además colaboró a mejorar las condiciones de la biblioteca del centro, la colocación de plantas y zonas de juego en espacios verdes, así como actividades de terapia con perros para los jóvenes privados de libertad, partidos de fútbol, entre otros.

"Ellos todos los días van, estudian, tienen otras actividades de verdad para tratar de prepararlos para cuando vuelvan a 'afuera', como dicen ellos. Y eso fue de las cosas que más me gustó porque realmente hay un compromiso. Se nota. Particularmente uno que no tiene porque quedar uno bien con ellos ni nada, pero se nota que de verdad están tratando de hacer las cosas bien y ahí es donde ve uno la oportunidad de ayudar", manifestó en el programa Nuestra Voz la gerente de Asuntos Corporativos de Mondelēz, Silvia Alvarado.

El Centro de Formación Juvenil Zurquí está conformado en su mayoría por menores de edad, además de adultos jóvenes que han mantenido un buen comportamiento.

Fotografía cortesía de: Mondelēz Internacional.