Cerdos enanos, las mascotas de moda en México

animales​Cada animal cuesta hasta $1.800

A primera vista parece un perro pequeño y rechoncho, con correa y suéter, pero no ladra, sino que chilla agudamente. Es un minicerdo paseando en el asfalto, última moda en mascotas y símbolo de estatus en Ciudad de México.

"En mi familia estamos medio locos, no somos normales. En una hacienda vi cerditos vietnamitas y me enamoré de uno y dije 'quiero uno, quiero uno', hasta que llegó Miku", comenta Tania Loaeza, ama de casa que desde hace un mes tiene una 'minipig'.

El animalito se adaptó rápidamente a la vida casera y se ha mimetizado con su familia: si corren, corre; si gritan, chilla; si ríen, sonríe.

La moda empezó hace unos años en Europa para luego contagiarse a Asia y Estados Unidos. Ahora toca puertas latinoamericanas por México, donde los cerditos cuestan hasta 1.800 dólares y se han convertido en símbolo de estatus.

"Avisa a mi marido cuando quiere hacer sus necesidades", cuenta.

El veterinario José Alanis es pionero en trabajar con minicerdos en México.

"Ahora están de moda por las redes sociales, por 'socialités' como Paris Hilton que tienen 'minipigs', pero siempre ha habido cerditos", explica.

No hay censos para determinar el número de minicerdos mascota en México, pero Alanis, en base a sus investigaciones, los estima en unos 3.000, de ellos 2.000 en la megaurbe.

A la par de la demanda aumentan los precios, que van de 360 hasta 1.800 dólares, según el color, siendo los "rosas" los más buscados "porque se asocian con la fantasía", aunque en realidad son blancos de pelo terso, apunta Alanis.

Los minicerdos resultan de una "selección genética" de hace medio siglo entre razas pequeñas, como la vietnamita, y europeas. Fueron diseñados para ser utilizados con fines experimentales en laboratorios, por sus similitudes con los humanos.