Para cerrar portillo a pensiones de lujo, Presidente Solís emite su primer veto

ImpedimentoGobierno envió al Congreso texto sustitutivo con correcciones

El gobierno de la República vetó parcialmente la ley que recorta el monto de la jubilación de los exdiputados y les fija un tope de ¢2,5 millones mensuales.

Lo anterior luego de que Casa Presidencial se percatara de que la reforma abría un portillo para que los exdiputados y otros altos funcionarios accedieran a privilegios derogados hace 24 años.

Por un error de los diputados, el proyecto aprobado en segundo debate revivía el antiguo régimen de pensiones del Ministerio de Hacienda (Ley N.° 148), con lo que un grupo de funcionarios podrían pensionarse a los 50 años.

"Lamento tener que hacerlo pero es algo ampliamente justificado", manifestó el Presidente.

El veto emitido por el Ejecutivo es parcial ya que solamente alcanza la reforma del artículo 1 de la ley, y es el primer veto de la administración Solís Rivera, un derecho del Presidente para impedir la promulgación y vigencia de una ley.

Solís confía en el apoyo que darán los diputados para aprobar un texto sustitutivo a la reforma que envió al Congreso este martes.