Fiscalía italiana señala a capitán de barco como responsable de tragedia en el Mediterráneo

investigaciónMás de 800 migrantes murieron en la tragedia, se presume que muchos de ellos estaban encerrados en la bodega.

El capitán del barco repleto de migrantes que naufragó este fin de semana, fue designado el martes por la fiscalía italiana como el único responsable de este drama, uno de los peores que ha conocido el Mediterráneo.

Aún conmocionados y exhaustos, los sobrevivientes de esta nueva hecatombe de migrantes, presumiblemente con 850 muertos, llegaron este martes a Sicilia al mismo tiempo que los dos traficantes de seres humanos, que fueron detenidos.

La responsabilidad del capitán del barco, un tunecino de 27 años, Mohammed Ali Malek, está fuera de duda, según la fiscalía de Catania, en Sicilia.

Para la fiscalía, este hombre habría provocado el naufragio al sobrecargar el barco y mostrarse incapaz de maniobrar.

Esta catástrofe tiene dos causas principales, explicó la fiscalía en un comunicado. "Por un lado las falsas maniobras decididas por el comandante del barco que, en un intento de abordar el carguero (que acudió en su ayuda), provocó la colisión con esta embarcación más grande", añadió.

"Por otro lado, la sobrecarga de pasajeros del barco, que perdió el equilibrio por estas falsas maniobras y por el desplazamiento de los inmigrantes a bordo", añadió.

La fiscalía afirma que el carguero portugués que acudió a socorrerles frente a las costas de Libia "no contribuyó en absoluto" a producir el naufragio.

El balance oficial de la tragedia es de 24 muertos y 28 sobrevivientes, pero el número de desaparecidos suma más de 800, entre ellos niños y mujeres, según organizaciones humanitarias internacionales.

Migrantes encerrados

La fiscalía no confirma esta cifra pero estima en 850 el número de migrantes a bordo de este navío, de 20 metros de eslora, en base a los relatos de los supervivientes y la estimación de la tripulación del carguero portugués.

Solamente 24 cuerpos han sido recuperados. La fiscalía explica que el pequeño número de sobrevivientes por el hecho de que "muchos migrantes, entre ellos mujeres y niños, estaban encerrados en la bodega" del barco.

La investigación proseguirá para determinar el número de muertos, incluso procediendo a la recuperación de los restos del navío, según la fiscalía. El jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, aludió a esta posibilidad para "dar una sepultura decente" a las víctimas.

Video: Euronews