China flexibiliza la política del hijo único

La instancia legislativa más alta de China adoptó este sábado unas mociones que flexibilizan la política de control de nacimientos y formalizan la abolición de los campos de reeducación por el trabajo.

El comité permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP), la cámara de registro legislativo de las decisiones del Partido Comunista en el poder, adoptó una resolución que "autoriza a las parejas formadas al menos por un hijo único a tener dos hijos", indicó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Esto marca una clara flexibilización de la política china de planificación familiar, llamada del hijo único, adoptada hace tres decenios para frenar el crecimiento demográfico en el país más poblado del mundo.

Actualmente, la ley china prohíbe que las parejas tengan más de un hijo. No obstante, existían hasta ahora excepciones para las parejas compuestas por hijos únicos, para las minorías étnicas y para las parejas rurales que habían tenido primero una hija.

El comité permanente de la ANP también suprimió el sistema de reeducación por el trabajo ("laojiao"), vigente desde 1957, que permitía la detención de personas hasta cuatro años por simple decisión policial.

Objeto de múltiples abusos, muy impopulares y denunciados por las organizaciones de defensa de los derechos humanos, estos campos han sido utilizados sobre todo por las autoridades locales contra los contestatarios, los internautas que denuncian la corrupción o los "solicitantes" que piden reparación por un perjuicio.